top of page

Prevención y cuidados en los niños que sufren de pie plano y escoliosis



En realidad, el quid del asunto no radica solo en los pies o espalda porque el cuidado y seguimiento de los niños tiene que abarcar todo su cuerpo para prevenir o atacar a tiempo cualquier afección que puede ser contraproducente y con mayores niveles de complejidad en su futuro.


Sin embargo, sí es cierto que algunas zonas del cuerpo, como por ejemplo la columna, deben de tener un constante seguimiento médico y no se deben pasar por alto alguna anomalía detectada por los mismos padres, ya que las distintas características que puedan derivar a una desviación pueden ser más fácil de solucionar a temprana edad, a diferencia en la etapa de adultez.


“Hay que darle más importancia a la columna que a los pies y ver si al niño le cuesta mucho sentar el pie totalmente. Una de las cosas fundamentales a evaluar es el tema de las escoliosis y las desviaciones de la columna porque, si hay que hacer una corrección no quirúrgica como usar un corset, hay que hacerla siempre antes del crecimiento porque cuando el niño ya dejó de crecer hay que pasar a un tiempo quirúrgico”, recomienda para el portal Bienestar el doctor Fernando Troilo.


Controles traumatológicos

Desde su mismísimo nacimiento, a todos los seres humanos se realizan sus primeros controles traumatológicos para asegurar que todo marcha como corresponde y en el peor de los casos de una patología atípica, saber cómo proceder a su solución. “El neonatólogo le hace una serie de maniobras que se llaman de Ortolani y es para ver si el pequeño tiene una luxación congénita de cadera. Al mes, el pediatra le va a solicitar una ecografía de cadera para ver si se le escapó en las maniobras iniciales una luxación congénita de caderas”, especifica el especialista argentino.


El control se puede hacer ante signos de alerta de los papás, pero es importante realizar el segundo control se hace al año del nacimiento. A los 5 años es también fundamental hacer el chequeo porque lo que se ve es, principalmente, la columna, y no es un tema solamente de pie plano o pie cavo que es un pie con mucho arco.


“En un control puede advertirse si tiene desviaciones de las rodillas que pueden ser corregibles. También hay que ver cómo es la marcha del niño, el tipo de marcha que tiene. Hay padres que consultan porque el niño camina en puntas de pie y eso la mayoría de las veces es normal, es costumbre de que el chico quiera caminar en puntas de pie y no porque no pueda hacerlo de otra forma”, resalta el doctor Troilo.




Fuente: MetroEcuador

コメント


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page