¿Por qué tengo tos si hace meses me recuperé del COVID-19?


La tos es un síntoma marcado en las personas que se contagian de Covid. Resulta bastante incómodo que esa molestia persista durante semanas o meses después de haber superado la infección. De hecho, algunos estudios han señalado que esa tos persistente provoca aislamiento voluntario de las personas, dado que no se sienten cómodas en situaciones sociales, por temor a que los demás piensen que “está propagando el virus”.


Cabe resaltar que toser es la manera en la que el cuerpo trata de deshacerse de “invitados no deseados” como virus, polvo y mucosidad. Es más un mecanismo de protección, a través del cual se puede esparcir el virus si éste aún se encuentra en su organismo.


¿Por qué persiste la tos después de tener COVID-19?

El sistema inmune utiliza la inflamación como un mecanismo de defensa para combatir el COVID-19. Los tejidos inflamados se hinchan y producen líquido, un cuadro que puede perdurar aún después de que el virus ya no se encuentra en el organismo de la persona, tal como publica The Conversation.


Según Natasha Yates , profesora de medicina general en la universidad Bond, la tos postcovid persiste por cuatro razones principales:


  1. Si las vías respiratorias superiores, conductos nasales y senos paranasales, siguen inflamados. El líquido producido gotea por la parte posterior de la garganta y provoca un “goteo posnasal”, lo que provoca la necesidad de “aclararse la garganta” o toser.

  2. Si los pulmones y las vías respiratorias inferiores están afectados, la tos es la manera en la que el cuerpo trata de eliminar el líquido e inflamación de la zona.

  3. Las vías neurales pueden estar en una zona de inflamación, y si el sistema nervioso está involucrado, ya sea centralmente (en el cerebro y/o periférico, nervios), la tos no proviene principalmente de los tejidos respiratorios.

  4. La cicatrización del tejido pulmonar a causa de la inflamación, un malestar denominado “enfermedad pulmonar intersticial”.

Es necesario aclarar que no toda la tos que persiste tras un contagio de COVID-19 se relaciona directamente con esta infección. También puede deberse a una infección bacteriana secundaria, así que, si hay alguna duda sobre la causa de la tos, es importante acudir a una revisión médica.


¿Qué ayuda a aminorar la tos tras el COVID-19?

  • Cuando la tos se debe al goteo posnasal, los enjuagues salinos, aerosoles nasales o chupar una pastilla suele servir. Si la garganta se siente seca o con cosquillas, ayuda el beber sorbos de agua lentamente o ingerir miel.

  • Respirar lento también puede ayudar, pues el aire que golpea la parte posterior de la garganta se calienta y humedece al pasar primero por las cavidades nasales, por lo que reduce la probabilidad de que se desencadene el reflejo de la tos.

Si la tos persiste, es importante acudir a un médico.


Fuente: EL UNIVERSO

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram