top of page

¿Podrían las dietas de ayuno intermitente aumentar los riesgos cardíacos?

El ayuno intermitente podría ser malo para el corazón, advierte un estudio reciente.


Las personas que restringieron su alimentación a una ventana de 8 horas tenían casi el doble de riesgo de muerte relacionada con el corazón en comparación con las personas que comían libremente, muestran los resultados.

Esto va en contra de investigaciones anteriores en las que el ayuno intermitente mejoró varias medidas relacionadas con la salud cardiaca, como la presión arterial, el azúcar en la sangre y los niveles de colesterol, anotaron los investigadores.


"Nos sorprendió encontrar que las personas que seguían un programa de alimentación de 8 horas y con restricción de tiempo eran más propensas a morir de enfermedad cardiovascular", señaló el investigador sénior, Victor Wenze Zhong, catedrático de epidemiología y bioestadística de la Facultad de Medicina de la Universidad Jiao Tong de Shanghái, en Shanghái.


"Aunque este tipo de dieta ha sido popular debido a sus beneficios potenciales a corto plazo, nuestra investigación muestra claramente que, en comparación con un intervalo de tiempo típico de alimentación de 12 a 16 horas al día, una duración más corta de la comida no se asoció con vivir más tiempo", añadió Zhong en un comunicado de prensa de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).


En el estudio, Zhong y sus colaboradores analizaron datos de más de 20,000 adultos de EE. UU. que participaron en una encuesta federal anual sobre salud y nutrición entre 2003 y 2018. La encuesta rastreó el patrón de alimentación de los participantes.


Muchas personas que se adhieren al ayuno restringido en el tiempo tienden a comer toda su comida en una ventana de 8 horas, y luego ayunan durante el resto del día, dijeron los investigadores.


Al comparar los datos de la dieta con los registros nacionales de defunciones, los investigadores encontraron que las personas que tendían a comer todas sus comidas en un lapso de 8 horas cada día tenían un riesgo un 91 por ciento más alto de muerte por problemas cardíacos.


Ese aumento en el riesgo también se mantuvo entre las personas que ya habían sido diagnosticadas con enfermedad cardiaca.


Entre las personas con enfermedad cardiaca, restringir la ingesta de alimentos a una ventana de 10 horas se asoció con un riesgo un 66 por ciento más alto de muerte por enfermedad cardiaca o accidente cerebrovascular, señalaron los investigadores.


"Es crucial que los pacientes, sobre todo los que tienen afecciones cardiacas o cáncer existentes, sean conscientes de la asociación entre una ventana de alimentación de 8 horas y un mayor riesgo de muerte cardiovascular", dijo Zhong.


"Los hallazgos de nuestro estudio fomentan un enfoque más cauteloso y personalizado de las recomendaciones dietéticas, asegurando que estén alineadas con el estado de salud de un individuo y la evidencia científica más reciente".


En general, la alimentación restringida en el tiempo no redujo el riesgo de muerte de una persona por ninguna causa.

Pero Zhong anotó que el estudio no se diseñó para no probar un vínculo causal entre el ayuno intermitente y la muerte relacionada con el corazón.


Se necesita más investigación para comprender mejor por qué la alimentación restringida en el tiempo podría ser perjudicial para la salud cardiaca, planteó Zhong.


Christopher Gardner, profesor de medicina de la Universidad de Stanford, dijo que será importante rastrear las diferencias entre las personas que participan en el ayuno intermitente.


Fuente: Infobae

Commenti


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page