top of page

‘No es un tema de perros guía, es un tema de discriminación estructural’


Andy Díaz, un ciudadano con discapacidad visual, vivió una experiencia que él describe como “traumática”. Fue impedido de entrar a un KFC en Quito con su perro guía Kenshi y recibió un trato discriminatorio de los trabajadores del local de comida rápida.


Díaz, quien ejerce como abogado en una universidad pública de Quito, conversó con Radio City sobre el trato que recibió mientras intentaba ingresar al establecimiento y respondió al mensaje de disculpas que publicó KFC en sus redes sociales, luego de que el video que subió a TikTok para denunciar el incidente se hiciera viral en redes sociales.


Apenas él y su pareja llegaron al local, “salió una persona a decir que no podíamos ingresar con una mascota, que iba a consultar si es que nos iban a permitir el ingreso. Después salió otra persona a decir que a mascotas grandes no permitían ingresar al establecimiento de KFC”.

El abogado contó que ante la negativa, ingresaron al local a conversar con la administradora, con la esperanza de que ella aclarara la situación. Sin embargo, se encontraron con que ella tampoco conocía la definición de los perros guía y que era renuente a dialogar sobre el tema.


“La primera reacción (de la administradora) es ‘bueno ya, como ustedes ya ingresaron les voy a permitir el ingreso’. Es decir, no es un tema de les vamos a hacer un favor, nosotros no estamos pidiendo caridad, no estamos pidiendo que sean solidarios con nosotros porque no es un tema de esa naturaleza”, expresó Díaz.


El ciudadano detalló que según el artículo 59 de la Ley Orgánica de Discapacidades y la ordenanza 019 de la Regulación Metropolitana, se establece la obligatoriedad para los centros públicos y privados que atiendan o que permitan el acceso a personas con discapacidad y sus auxiliares animales, con la única excepción de los centros de salud.

“Los establecimientos tienen una obligación y nosotros también tenemos una obligación, que es portar una identificación que certifique que realmente el perro está entrenado y certificado legalmente”, explicó el abogado. “El desconocimiento de la ley no nos exime de cumplirla”, añadió.


El ciudadano con discapacidad visual también señaló que existió otro contexto de discriminación, que quedó registrado en el video que él grabó de su experiencia. Se observa que la administradora del local se negaba a hablarle a él, solo se dirigía a su pareja. Según Díaz, la trabajadora le preguntó a la mujer que cuál era la relación entre ambos, y por qué lo estaba ayudando.


“Eso es lo que nos motiva a subir el video (...) el tema es que la discriminación configura una exclusión, una diferencia, una distinción del trato”, reiteró Díaz, quien además no se mostró satisfecho con el mensaje de disculpas que publicó KFC en sus redes sociales.



Fuente: EL UNIVERSO

Comentários


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page