top of page

Los hongos podrían enfriar tu picnic o usarse como aire acondicionado


Metro habló con el autor principal del artículo, Radamés J.B. Cordero, científico adjunto de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, para saber más.


¿Qué despertó su interés por estudiar la capacidad de refrigeración de las setas?

- Nuestro interés por explorar la capacidad de refrigeración de los hongos surgió cuando empezamos a utilizar una cámara térmica para estudiar el papel del color en la temperatura de los hongos. Durante las excursiones por el bosque, observamos que más de 20 especies de setas diferentes parecían más frías que su entorno, independientemente de su color. Esta intrigante observación, unida a informes anteriores sobre hongos que mostraban temperaturas más bajas, nos motivó a investigar el fenómeno más a fondo.


¿Cómo actúan las propiedades refrigerantes de las setas?

- Las setas, junto con otros hongos como las levaduras y los mohos, se enfrían evaporando agua. Como los hongos contienen una cantidad significativa de agua, la liberan gradualmente a través de sus superficies, de forma similar a la sudoración en los seres humanos. Este proceso de evaporación del agua consume/elimina calor, reduciendo así su temperatura. Las complejas estructuras branquiales de la parte inferior de los sombreros de las setas proporcionan una mayor superficie para mejorar la evaporación del agua, lo que facilita una refrigeración más eficaz.


¿Hubo algún descubrimiento sorprendente o inesperado durante su investigación?

- Un descubrimiento sorprendente durante nuestra investigación fue la constatación de que incluso los hongos unicelulares podían mantener temperaturas más bajas. Esto reveló que la característica hipotérmica no se limita únicamente a las setas, sino que es un rasgo generalizado del reino fúngico. Además, las importantes diferencias de temperatura observadas entre las distintas especies de hongos, con algunas casi 6 °C más frías que su entorno, eran inesperadas. Estos descubrimientos ponen de relieve las intrigantes variaciones en la capacidad de refrigeración del mundo fúngico.


Háblenos del rango de temperaturas que son capaces de mantener los hongos.

- Las distintas especies de hongos mostraron distintos grados de refrigeración, con temperaturas que oscilaban entre 1,4 y 5,9 °C más frías que las de su entorno. Este rango indica que algunas setas poseen propiedades refrigerantes más eficaces que otras, probablemente influidas por factores como el tamaño, la estructura, la superficie y el contenido de agua. Comprender estas variaciones es crucial para seguir explorando los mecanismos que subyacen a la capacidad de refrigeración de las setas.


Entonces, ¿algunos tipos de setas presentan propiedades refrigerantes más eficaces que otras?

- Sí, ciertos tipos de setas demostraron propiedades refrigerantes más eficaces que otras. Por ejemplo, la seta de ostra (Pleurotus ostreatus) mostró un efecto refrigerante de casi 6°C, mientras que la Amanita muscaria mostró un efecto refrigerante de 2,7°C. Estas variaciones sugieren que factores como el tamaño, la estructura y el contenido de agua contribuyen a las diferencias en la capacidad de enfriamiento entre las distintas especies de setas.


Algunos artículos sobre su investigación afirman que se pueden utilizar setas en lugar de hielo seco. ¿Es cierto?

- La afirmación de que se pueden utilizar setas en lugar de hielo seco puede inducir a error. El hielo seco, que es dióxido de carbono (CO2) sólido, tiene una temperatura de sublimación de -78,5ºC. En comparación, las setas, aunque pueden reducir la temperatura de su entorno inmediato, no son capaces de alcanzar las temperaturas extremadamente frías del hielo seco. Sin embargo, el prototipo de MycoCoolerTM presentado en nuestra investigación demostró que las setas podían reducir eficazmente la temperatura de un espacio reducido en 10 °C, lo que las hace adecuadas para mantener fríos los objetos durante un picnic o una actividad al aire libre.


Háblenos de otras posibles aplicaciones de su investigación en la vida real.

- Los resultados de nuestra investigación sobre la capacidad de refrigeración de los hongos tienen aplicaciones potenciales en diversos escenarios de la vida real. Una posible aplicación se encuentra en el campo de la climatización de interiores, donde los hongos pueden utilizarse como agente refrigerante (y humidificador) natural y respetuoso con el medio ambiente en entornos cerrados/locales. Los conocimientos obtenidos del estudio de las propiedades refrigerantes de los hongos podrían inspirar el desarrollo de sistemas de refrigeración innovadores en campos como la arquitectura, la electrónica y la gestión térmica.


¿Cuáles son sus planes de futuro?

- De cara al futuro, nuestra investigación pretende profundizar en la comprensión de los beneficios fisiológicos que las temperaturas más bajas ofrecen a los hongos. Estamos especialmente interesados en estudiar la relación de la hipotermia con el desarrollo y la reproducción de los hongos. Además, seguiremos investigando la biología térmica más amplia de los hongos y descubriendo los mecanismos que subyacen a su capacidad de refrigeración. Este trabajo en curso contribuirá a una comprensión más completa de la termorregulación fúngica y sus posibles aplicaciones en diversos campos.

Descubrimos que no sólo las setas, sino también los hongos microscópicos (levaduras y mohos) también son hipotérmicos. Que el fenómeno de la hipotermia se extendía al mundo microbiano y eso es importante porque la mayoría de las especies fúngicas son microscópicas, lo que sugiere que la hipotermia es un rasgo del reino fúngico — Radamés J.B. Cordero, científico asociado de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins

CIFRA

10°C

En esta cantidad, el prototipo MycoCoolerTM fue capaz de reducir eficazmente la temperatura de un espacio confinado.


Comments


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page