Jamie Lee Curtis está harta de “sumir el estómago”


Las mujeres estamos sometidas a la presión social que nos dice cómo debemos vernos para ser consideradas lo suficientemente deseables conforme pasan los años.

Especialmente cuando se trata de la talla y la forma que tiene nuestro cuerpo, existe una presión que nos lleva a creer que estamos haciendo todo mal.

Es por eso que famosas como Jamie Lee Curtis han decidido mostrarse tal cual son, sin fingir para encajar.

La actriz se negó a seguir sumiendo el estómago para verse “más delgada” y lo hizo a través de un protagónico en la nueva película “Everything Everywhere All At Once”.

Escrita y dirigida por Daniel Kwan y Daniel Scheinert, la cinta sigue a una inmigrante china (interpretada por Michelle Yeoh) que es dueña de una lavandería fallida y lleva una vida desordenada e insatisfactoria. Una despiadada agente del IRS llamada Deirdre Beaubeirdra (interpretada por Jamie Lee Curtis) la audita por lo que comienza un enfrentamiento constante. Lo inesperado de la cinta es que por extrañas razones la protagonista se ve envuelta en una realidad alterna en lla que debe luchar por salvar su vida y pagar sus impuestos.

Además de que la trama se sumerge en las presiones que enfrentamos las mujeres cuando envejecemos, Curtis se convierte en una inspiración por su decisión de mostrar su abultado vientre, tal cual es.


En una publicación de Instagram en la que aparece como su personaje, la actriz de 63 años, escribió un poderoso mensaje:


“En el mundo hay una industria de mil millones, billones de dólares, sobre ocultar cosas. Correctores. Moldeadores de cuerpo. Rellenos. Procedimientos. Ropa. Accesorios para el cabello. Productos para el cabello. Todo para ocultar la realidad de quienes somos. Y mi instrucción para todos fue: quiero que nada se oculte. Llevo metiéndome el estómago desde que tenía 11 años, cuando empiezas a ser consciente de los chicos y los cuerpos, y los jeans son súper ajustados. Decidí muy específicamente renunciar y liberar cada músculo que tenía y que solía apretar para ocultar la realidad. Ese era mi objetivo. Nunca me había sentido más libre creativa y físicamente”, se lee.



La actriz ha sido fiel a la lucha por romper estereotipos


Curtis fue víctima de la presión por alcanzar la perfección que Holywood siempre le ha puesto a las mujeres.

Ella aprendió la lección sobre dejar de encajar en aquellos estándares de belleza imposibles de la peor forma y es que la decisión de recurrir al bótox para mejorar su aspecto le provocó efectos inesperados en su cuerpo.

La actriz de Halloween y Freaky Friday siempre ha destacado por su gran talento y belleza pero el comentario de un camarógrafo que dijo que tenía «ojos hinchados» la llevó a pensar que había algo malo con su rostro.

A principios de la década de los 2000, Curtis probó el bótox y la liposucción, lo que le generó una adicción a la Vicodina. Ahora a sus 62 años y con el recuerdo de aquel mal trago, describe que la obsesión actual por pasar por el quirófano con fines cosméticos está «acabando con generaciones de belleza».

Hoy, no teme decir que la verdadera clave de la belleza y la juventud “eterna” está en llevar un estilo de vida saludable y aceptar el paso del tiempo.

“Esta vida, la única mía, no se debe desperdiciar escuchando a faquires que están promocionando las formas más nuevas y científicas de detener o ralentizar el proceso de envejecimiento. No estoy hablando de ser consciente y cambiar hábitos que no son saludables. Fumar, comer en exceso, demasiado sol, no dormir lo suficiente o beber agua, pero el proceso real de envejecimiento es inherente a nuestra humanidad y a pesar de los miles de millones de dólares que se gastan en todos los extremos del espectro ideológico y financiero, etnia, medio ambiente, clima ... todo termina igual "



FUENTE: MSN


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram