Estas son las proporciones de alimentos que debe tener un plato saludable según Harvard


Es bueno tener presente que una dieta equilibrada varía según la persona y responde a factores como edad, sexo, hábitos y enfermedades.


Muchos son los ejemplos que conseguimos en Internet de cómo debe verse un plato para comer saludable Sin embargo, no siempre es sencillo entender la manera de incorporar los diferentes alimentos en nuestro día a día.


Por fortuna, un grupo de especialistas en nutrición de la Escuela de Salud pública de Harvard demostró que obtener una alimentación balanceada es más fácil de lo que parece. Estos investigadores dieron a conocer lo que calificaron como el “Plato para Comer Saludable”, una guía que nos enseña cómo conseguir platos equilibrados.


Cómo es el plato del buen comer según Harvard

  • En primer lugar, debe estar conformado en su mayoría con vegetales y frutas. La clave es incorporar color y variedad a los platos.

  • En segundo lugar, una cuarta parte de tu plato debe estar ocupada por granos, de preferencia integrales. Puedes elegir entre alternativas como trigo, cebada, quínoa, avena o arroz.

  • La proteína también debe representar solo una cuarta parte de tu plato. Pescado, pollo y legumbres como frijoles y nueces están entre las opciones más saludables.

Sin duda alguna, el Plato para Comer Saludable de Harvard motiva a los consumidores a no contar calorías sino a elegir los mejores alimentos, los de mayor calidad de cada grupo para ver beneficios en nuestro cuerpo.


Otros consejos de Harvard para tener una dieta más sana

  • Nada está prohibido, todo depende de la calidad y la frecuencia con que comemos determinados alimentos. El estudio realizado por la universidad de Harvard señala, por ejemplo, que el tipo de carbohidratos es más importante que la cantidad, pues no es lo mismo consumirlos como vegetales y frutas que como productos procesados.

  • Lo mejor es limitar el consumo de carnes rojas y, si son carnes procesadas, como el tocino y los embutidos como salchichas y jamones, hay que evitar comerlos en la medida de lo posible.

  • Muchos creen que los aceites como el de oliva y canola, son sanos y pueden utilizarse todos los días. No obstante, el estudio de esta universidad indica que lo mejor es disminuir su consumo, especialmente cuando se trata de aceites parcialmente hidrogenados que contienen grasas trans no saludables.

  • Al cocinar ten preferencia por alimentos asados, cocidos o al vapor y evita las comidas altas en grasas saturadas.

  • Comer al menos tres porciones de frutas al día ya que aportan energía, fibra, vitaminas y minerales.

  • En cuanto al consumo de líquido, además de la recomendación de tomar 2 litros de agua simple al día, puedes tomar café o té, pero sin azúcar para sustituir las bebidas azucaradas y los lácteos que deben limitarse a una o dos porciones al día.

Es bueno tener presente que una dieta equilibrada varía según la persona y responde a factores como edad, sexo, hábitos y enfermedades, por lo que es aconsejable consultar con un especialista.


Fuente: EL UNIVERSO



Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram