top of page

El libro de Matthew Perry sobre adicción duplicó sus ventas después de su muerte

En un conmovedor recorrido por su vida, cargado de éxitos y desafíos personales, las memorias de Matthew Perry tituladas Friends, Lovers and the Big Terrible Thing han experimentado un duplicado en sus ventas tras la prematura muerte del actor a los 54 años. Desde su partida, el libro ha logrado vender más de 2.5 millones de ejemplares, convirtiéndose en un fenómeno editorial durante los últimos cuatro meses.


En sus memorias, publicadas en 2022, el eterno Chandler Bing de la serie Friends no solo ofrece una mirada franca a su vida personal, su carrera como actor y sus relaciones sentimentales de alto perfil, sino que también relata con crudeza su lucha contra las adicciones a las drogas y el alcohol. “Quería compartir cuando estaba a salvo de entrar en el lado oscuro de todo de nuevo”, expresó en una entrevista exclusiva con People.


El propósito detrás de su relato era claro: convertirse en una fuente de ayuda para aquellos enfrentando luchas similares, y estaba decidido a ello. A los 49 años, Perry estuvo al borde de la muerte debido a una sobredosis de opioides, lo que lo llevó a pasar dos semanas en coma y cinco meses en el hospital. Esta experiencia lo motivó a buscar ayuda y compartir su historia con el mundo.


Este episodio crítico fue solo uno de los muchos momentos de lucha que el actor compartió abiertamente en su obra, en un esfuerzo por desestigmatizar la adicción y fomentar una conversación abierta sobre la salud mental y la recuperación.


En efecto, el libro Friends, Lovers and the Big Terrible Thing, que también relata las luchas del Matthew contra la depresión, ha resonado con millones de lectores y ha inspirado la creación de una fundación para ayudar a otros que sufren de la misma enfermedad. De hecho, además de su impacto en el mundo literario, el actor ya había proyectado antes de su muerte el lanzamiento de una organización benéfica, pues quería que lo recuerden por marcar la diferencia en la vida de otros, más que por ser la estrella de Friends.


Apenas seis días después de su trágica muerte el pasado 28 de octubre, sus seres queridos pusieron los cimientos para cumplir su deseo y legado: inauguraron la “Fundación Matthew Perry” con el compromiso de “identificar la adicción como una enfermedad, abordar el complejo de estigmas que impide a las personas buscar y acceder a la atención y abogar ferozmente por un tratamiento mejor y más equitativo”.


Además, en una declaración compartida con People, se mencionó que “La Fundación está guiada por las palabras y experiencias de Matthew e inspirada por su pasión por marcar la diferencia en tantas vidas como sea posible”.


La vida de Perry, marcada tanto por sus logros como por sus desafíos, también fue tema de sus declaraciones públicas previas, incluyendo su revelación en 2013 sobre su lucha contra el alcohol y Vicodin, este último prescrito inicialmente tras un accidente de moto acuática en 1997. “Tenía un gran problema con el alcohol y las pastillas y no podía parar. Al final las cosas se pusieron tan mal que no pude ocultarlo, y entonces todo el mundo lo supo”, dijo entonces.


A pesar de los obstáculos, Perry nunca dejó de abogar por una mayor conciencia y mejoras en el tratamiento de las adicciones, siendo homenajeado en 2015 por su labor con el centro de tratamiento Phoenix House.


Fuente: Infobae

Commentaires


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page