¿Cuáles son los datos que debe y no debe llevar un currículum vitae?


El currículum vitae es, usualmente, la primera oportunidad para llamar la atención de los reclutadores y continuar en el proceso de selección para un puesto laboral. Es por esto que el currículum, o la hoja de vida, debe ser impactante y destacar todas las habilidades del aplicante que puedan darle una ventaja.


La principal función del currículum es informar al reclutador los datos sobre la educación y experiencia laboral del aplicante que sean útiles para el puesto que se desea. Hay que considerar que las empresas, sobre todo las grandes, reciben a diario decenas de currículos, por lo que el documento debe ser llamativo desde el diseño.


El formato de los currículos ha evolucionado a lo largo del tiempo, con más empresas prefiriendo algo fuerte, dinámico y conciso, sobre un documento lleno de adjetivos empalagosos e innecesarios. Incluso, se ha notado una tendencia por el video curriculum que abandona el formato tradicional del papel, menciona el sitio web de Recursos Humanos TV.


Ya sea que decidas entregar tu hoja de vida en papel, o al contrario, hacer un video que demuestre tu personalidad y talentos, hay ciertos elementos que no pueden faltar al hacer tu currículum.


Lo que no debe faltar en tu currículum

  1. Introducción: Los reclutadores deben saber desde un inicio tu nombre y a qué te dedicas. Es importante que seas breve al explicar tu profesión para que ellos sepan lo que buscas.

  2. Experiencia: Enlista la trayectoria profesional que más se adhiere al puesto al que estás aplicando ahora. Recuerda detallar tu rol, las habilidades que usaste en el puesto y los logros que conseguiste.

  3. Educación: El perfil educativo también puede ser importante para los reclutadores, así que incluye la institución de la que te graduaste, junto al año y el título que conseguiste. Además puedes señalar los clubes u organizaciones relevantes a las que perteneciste durante tus años de educación.

  4. Habilidades y competencias: No olvides que para destacar no se necesitan cualidades genéricas. Descarta las palabras “trabajador”, “organizado”, “puntual” y solo subraya las competencias que sirvan al puesto: dominio de programas de computación, idiomas, destrezas técnicas.

  5. Extra: Si has publicado algo en una revista, si sueles completar cursos online y tienes certificaciones, si has organizado exitosamente un evento profesional, puedes incluirlo en tu currículum. Eso le muestra a los reclutadores que tienes una variedad de intereses y que puedes aplicarlos.

  6. Datos personales: Además de tu correo electrónico y número de teléfono, es útil presentar también un link a tu portafolio o página web para mostrar aún más tus habilidades.

Lo que deberías evitar en tu currículum

  1. La experiencia irrelevante o a corto plazo: Si el puesto de trabajo que tenías anteriormente no pertenece al mismo campo del que estás aplicando, es mejor no incluirlo o mencionarlo de pasada.

  2. Estado civil: No es de importancia para los reclutadores en el primer paso de la selección, por lo que no será necesario ponerlo en la hoja de vida.

  3. Pasatiempos: Si no es algo que has puesto en práctica profesionalmente, no es importante para tu hoja de vida.

  4. Información salarial: No pongas información sobre el salario que ganabas en tus anteriores empleos ni el sueldo al que aspiras. Es preferible dejarlo para una entrevista, cuando avances en el proceso de selección.

Fuente: EL UNIVERSO

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram