top of page

Cómo lucir una piel radiante y sana en este carnaval

La radiación solar, conocida como rayos ultravioletas (UV), puede tener consecuencias negativas si no se utiliza un filtro de protección. La doctora Marcela Ricaurte, dermatóloga de adultos y niños, destaca: “La radiación UV no se va de la piel; es absorbida, y eso es como un vaso de agua que acumula radiación. Si ese vaso se rebosa, hay mayor riesgo de sufrir cáncer de piel, problema que se podría presentar a partir de los 50 o 60 años”.


Comparando esta funcionalidad con el uso de una chompa para protegernos de la lluvia, es evidente que la protección solar es esencial. Existen dos tipos de fotoprotectores: los orgánicos (químicos) y los inorgánicos (físicos). Mientras los filtros físicos redirigen la radiación ultravioleta, los químicos la absorben y la convierten en calor. Actualmente, los más comunes son los químicos, ya que ofrecen protección contra los rayos UVA y UVB.


Con el crecimiento del ser humano, aumenta su exposición al sol, por lo que la dermatóloga sugiere reaplicar la protección cada tres horas, especialmente con actividades acuáticas o sudor. Después de estas exposiciones, el factor de protección solar (FPS) puede disminuir, por ejemplo, de 50 a 20 o 10 FPS.


Prevención contra el cáncer de piel

Marcela Ricaurte, dermatóloga de adultos y niños

“El cáncer puede tener aspectos diferentes en cada persona debido a factores como el tono de piel, la ubicación en el cuerpo, el tamaño y el tipo. El autochequeo es el responsable de la detección temprana de cáncer de piel, así el 90 % de casos pueden curarse al estar alerta de los cambios repentinos en los lunares.


Adoptar hábitos saludables frente al sol se vuelve crucial. La aplicación diaria de fotoprotección es esencial. Revisa regularmente tus lunares y, ante anomalías o antecedentes familiares, acude al dermatólogo de confianza para un chequeo oportuno y preciso.


La importancia del cuidado de la piel no se limita a estaciones específicas, sino que debe mantenerse durante todo el año. Con la temporada de playa acercándose, es fundamental usar un protector solar resistente al agua y reaplicarlo cada vez que sales de la playa o la piscina. Así, podrás disfrutar del sol de manera segura y consciente”.


Nublado no es sinónimo de seguro

Contrario a la creencia popular, el clima nublado no es una exención de la protección solar. La radiación ultravioleta puede traspasar las nubes, incluso en la Sierra ecuatoriana esta radiación es más fuerte que en la Costa.


La protección solar es esencial para todos, y desde los seis meses de edad se puede comenzar a utilizar protector solar. Existen protectores diseñados específicamente para cada grupo de edad, lo que asegura una protección adecuada para cada etapa de la vida.


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page