top of page

Cómics de África se exponen en la Alianza Francesa de Cuenca


Cuando se habla de cómics, los primeros que llegan a la cabeza son los superhéroes o los personajes excéntricos que, un buen día, deciden disfrazarse y enfrentarse a los malos. Por allí se asoman Superman, Batman, Spiderman.


Lo que sí, ni por idea y curiosidad, pensaríamos en África, en sus 48 países, en su cultura. Y precisamente esto es lo que quiere cambiar la Alianza Francesa de Cuenca.


A través de una exposición, compuesta por viñetas creadas por artistas africanos, la institución quiere demostrar que el cómic es mucho más que un puñado de superhéroes norteamericanos.


Para ello, la Alianza Francesa trajo una muestra de cómics de África que ya se expuso en el 2021, en París. En aquel entonces, los trabajos estaban en francés, por lo que la institución tradujo el material para exponerlos por primera vez en América Latina.


“Lo que hicimos fue traducir toda la exposición, tanto los paneles como las planchas de dibujo. Y gracias a ese trabajo, esta exposición se va a ir a otros países latinoamericanos”, explicó Lore Criado, directora de Cultura y Comunicación de la Alianza Francesa de Cuenca.


Pero, antes de exponerse los cómics africanos en Latinoamérica, primero se los compartirá con Cuenca en las instalaciones de la Alianza Francesa.

Tres etapas del cómic africano

Para montar los cómics se hizo una curaduría que se desarrolla a través del uso de un árbol como metáfora, y de las historias que han escrito los africanos: desde la personificación de sus mitos, pasando por los temas sociales, hasta mundos fantásticos que se mezclan con el ambiente de África.


La muestra parte con las raíces del cómic africano. De dónde vino, quiénes fueron sus primeros autores, son las primeras preguntas que se plantea en la exposición.


De acuerdo a la investigación que se llevó a cabo para la muestra presentada en París, los primeros indicios de cómics datan entre 1910 y 1920, cuando el artista Ibrahim Njoya creó sus historietas en Camerún.


Tanto los dibujos como los textos de Njoya constan en la exposición, que continúa con un tronco en donde se encuentra la edad de oro que abarca desde los años 1990 hasta 2010. En ese periodo de tiempo, en las historias africanas se observa la influencia de los cómics franceses, belgas y estadounidenses.


Por último, en el follaje están los cómics de los últimos años, los cómics digitales, cuyas historias futuristas y espacios similares a “Wakanda”, el país ficticio de los cómics de Marvel, predominan.


“Lo que queremos es dar a la luz los cómics que hay en el continente africano. Porque hay una historia de los cómics muy fuerte afuera y es necesario contar su historia para que se sepa”, dijo Léa Desbourdes, directora de la Alianza Francesa.


Para complementar la muestra, que estará activa todo el mes de marzo, la Alianza organizó un encuentro virtual con Carine Bahanag, una autora africana, cuyas viñetas también forman parte de la exposición en Cuenca.


A través de Facebook Live de la Alianza Francesa, el próximo 23 de marzo, los interesados en los trabajos de Bahanag, así como de los cómics africanos, podrán escuchar su conferencia desde las 19:00. Con la exposición y la conferencia, la Alianza espera que el público sepa que África también se crean cómics.


Fuente: EL MERCURIO

Comentarios


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page