top of page

Air fryer o el horno eléctrico: cuál gasta menos energía y cuida tu bolsillo

En la búsqueda constante por opciones más saludables y eficientes en la cocina, muchos consumidores se encuentran ante la decisión de elegir entre una freidora de aire o un horno tradicional.


Este dilema no solo abarca cuestiones relacionadas con la calidad y sabor de los alimentos, sino también con el consumo energético de cada aparato.


Frente a la creciente preocupación por el impacto ambiental y el gasto económico de los electrodomésticos, se mostrará cuál de estas opciones resultaría ser más eficiente desde el punto de vista energético.


Cuál es el consumo de un air fryer

Las air fryer son electrodomésticos que usan poco aceite. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Cuando se evalúa el consumo energético de un electrodoméstico, resulta clave considerar diversos factores. No solo es relevante la cantidad de energía que el dispositivo consume por sí mismo, sino también cuánto tiempo permanece activo, a qué potencia opera y, evidentemente, el costo de la tarifa eléctrica que se tiene contratada.


En el caso de las freidoras de aire, estas suelen operar en un rango de potencia de entre 1.000 y 1.400 watts. Aunque en un primer vistazo este número puede parecer elevado, dichas freidoras ofrecen una ventaja importante en cuanto a la rapidez de cocción.


Para hacerlo más comprensible, si se utiliza una freidora de aire durante una hora a su máxima potencia (1.400 watts o 1,4 kW), se estaría consumiendo 1,4 kWh de energía.


Sin embargo, es importante destacar que rara vez se usa durante una hora continua a la máxima potencia. Por ello, aunque la potencia de la freidora pueda ser considerada alta, la eficiencia en el tiempo de cocción puede resultar en un costo bastante accesible en la factura de luz.


Cuál es el consumo del horno

Para comprender el consumo de un horno eléctrico, es fundamental iniciar por su potencia media. Un horno eléctrico estándar tiene una potencia que oscila entre 2.000 y 2.500 watts, aunque existen modelos profesionales que pueden superar estas cifras. Además, se debe considerar cuánto tiempo se utiliza el aparato.


Siguiendo el enfoque anterior, si se tiene un horno de potencia media funcionando a 2,5 kW durante una hora, el consumo resultante sería de 2,5 kWh.


Air fryer vs. horno

Partiendo de lo básico, si solo consideramos la potencia eléctrica, los hornos tradicionales suelen tener un consumo superior al de las freidoras de aire, como se ha mencionado anteriormente. No obstante, el consumo energético no se limita únicamente a la potencia, sino que también incluye el tiempo necesario para que cada electrodoméstico realice su función.


Fuente: Infobae

Comments


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page