Rescatan a 700 gatos domésticos que iban a ser consumidos en restaurantes de China


Cerca de 700 gatos fueron rescatados, el pasado 15 de junio, en el norte de China ​después de que los encontraron encerrados en un patio listos para ser servidos como comida.

Las imágenes desgarradoras muestran a los pobres felinos quejándose de dolor mientras se amontonan dentro de una docena de jaulas oxidadas en Linfen, provincia de Shanxi.

Se cree que muchos de los gatos fueron robados y los traficantes de animales planeaban venderlos en restaurantes para ser sacrificados por su carne. Los gatos están siendo atendidos y serán reubicados pronto, comunicó un grupo local de rescate de mascotas.

Una mujer descubrió los gatos en el patio de un hotel después de ser alertada por algunos trabajadores del lugar. Según la persona que realizó el hallazgo, los animales habían sido traídos desde diferentes regiones del país y esperaban a ser trasladados para luego ser sacrificados.

Los gatos encontrados en el patio de un hotel, encerrados y listos para ser sacrificados.

Linfen Small Animal Rescue , un grupo de rescate local, confirmó que eran 700 los felinos rescatados por los protectores de animales. 'Los hemos trasladado prácticamente a todos a jaulas para mascotas. Les estamos dando agua y comida ', dijo un portavoz.

"Los veterinarios están verificando si hay gatos heridos o enfermos". Las autoridades locales están investigando la situación, pero la policía no hizo comentarios al respecto.

La noticia se produce cuando China intensificó sus esfuerzos de protección para los animales, particularmente la vida silvestre, a raíz del brote de coronavirus​.

Los gatos fueron encontrados en un hotel y rescatados por un grupo proteccionista.

Expertos en China dijeron en enero que el coronavirus probablemente había saltado a los humanos de animales salvajes vendidos como alimento en un mercado húmedo en Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes en el centro de China.

En el mes siguiente, el gobierno central de China bloqueó todo comercio y consumo de vida silvestre con una ley temporal en respuesta a la crisis de salud. Dos ciudades chinas prohibieron a sus residentes comer perros y gatos con una nueva ley en respuesta a la crisis de salud global.

El viernes 5 de junio, las autoridades chinas aumentaron el nivel de protección de los pangolines de la clase dos a la clase uno. La medida significa que cualquiera que sea declarado culpable de cazar y comerciar con animales en peligro crítico enfrentaría el doble del tiempo en la cárcel. (I)

Fuente: Teleamazonas

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram