Un concierto piloto con más de 5.000 personas, sin distanciamiento ni mascarillas

El primer festival de música, libre de restricciones por el coronavirus, se llevó a cabo en el Parque Sefton de Liverpool, Reino Unido. El concierto fue parte del Programa de Instigación de Eventos (ERP por sus siglas en inglés) como plan piloto para contemplar el regreso de eventos multitudinarios.


Como parte del piloto, los asistentes (5.000 personas) no llevaron mascarilla ni se propició el distanciamiento social. «¡Al fin, hacer las cosas normales que la gente normal hace!» se felicitó Matt Berry, abrazando a un grupo de amigos. Todos tuvieron que presentar pruebas negativas de coronavirus antes de ingresar al evento.


Las autoridades estarían evaluando las posibles medidas de bioseguridad a partir del 21 de junio, fecha en la que se tiene previsto levantar las restricciones esenciales contra el coronavirus. Además se deben estudiar otros factores como el movimiento e interacción de la gente, la ventilación, la duración, el catering y el consumo de alcohol.


En este marco, anteriormente se había autorizado a un número limitado de aficionados asistir a acontecimientos deportivos, como un partido de fútbol en el estadio de Wembley en Londres. En tanto, el Reino Unido mantiene un plan de vacunación con 34,3 millones de ciudadanos que recibieron al menos una dosis y 15,3 millones ya están completamente vacunadas contra el COVID-19.


Fuente: Teleamazonas

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram