La “razón” por la que Camilo Echeverry se hace “el pobre” en sus canciones



Camilo Echeverry tiene 26 años y en 2020 fue uno de los músicos más exitosos de Latinoamérica y el mundo. Desde su primer gran hit “Tutu”, su casamiento con Evaluna Montaner y su ascenso en las redes sociales, cada nueva canción que lanza encabeza las tendencias de las plataformas digitales y suma seguidores, reproducciones y dólares de a millones.


Sin embargo, en los últimos meses, el músico fue duramente criticado en las redes por las letras de varios de sus temas. Y es que muchas de sus frases hablan de una persona que vive o vivió en la pobreza, y esta imagen del cantante choca totalmente con las fotos que publica a diario, rodeado de lujos, prendas de marca, viajes y mansiones.


La primera canción que lanzó sobre esta temática fue “Vida de rico”, un tema plagado de frases sobre la pobreza. “No es vida de rico, pero se pasa bien rico, y si en la casa no alcanza pa’ el aire, te pongo abanico”, dice la parte que da título al single. Mientras en el estribillo, Camilo canta: “Yo no tengo pa’ darte ni un peso, pero sí puedo darte mis besos. Pa’ sacarte yo tengo poquito, pero es gratis bailar pegaditos”.


Según contó el cantante en sus redes sociales, el single fue escrito mucho tiempo antes de convertirse en famoso, cuando vivía en un departamento. Y es por eso que en otra parte, la canción dice: “Y yo que tú no me acostumbraría a estar aquí en estas cuatro paredes, haría todo por comprarte un día casa con piscina si diosito quiere”.


Sin embargo en aquel entonces, la canción no causó tantas críticas. Pero cuando lanzó “Ropa cara” apenas meses después, su imagen se convirtió en múltiples memes en las redes sociales. El single cuenta la historia de un chico que conoce a una mujer rica que le pide que cambie su modo de vestir. “Y ahora quiere que m? ponga ropa cara; Balenciaga, Gucci, Prada; Balenciaga, Gucci, Prada; pero d? eso no tengo nada”, dice el exitoso estribillo.


A partir de allí, los seguidores de Camilo y Evaluna comenzaron a analizar todas sus canciones y encontraron más y más alusiones a la pobreza. En “Machu Picchu”, su último corte de difusión, la frase que da nombre al single dice “yo tengo más ruinas que Machu Picchu”. Y en dos de las canciones de su flamante disco, Mis manos, hay más de lo mismo.

Camilo Echeverry y Evaluna Montaner. | Foto: Instagram @camilomusica


En “Tuyo y mío”, Camilo vuelve a hablar de una bancarrota: “Te quedaste en vez de irte por la puerta cuando estaba por el piso y con veinticinco en la cuenta”. Mientras en “Millones”, parece regresar al mismo momento ” Ay, tú conoces todos mis defectos, estabas cuando no hubo presupuesto”.


La realidad es que hoy, Camilo sí tiene una vida de rico, se viste con ropa cara y está lejos de estar en las ruinas. Sin embargo, y aunque no suele mostrarlo mucho en sus redes, la infancia del músico sí que fue diferente a la de su mujer Evaluna, quien creció con un padre famoso y millonario.


Camilo Echeverry nació en Medellín y a partir de sus cinco años fue criado en Montería, una ciudad de 400 mil habitantes del norte de Colombia. Y su lugar en el mundo de la música no se dio por contactos ni por dinero, sino por su talento a muy temprana edad y, por supuesto, insistencia y suerte.


Cuando tenía apenas 12 años participó del concurso de televisión The X Factor junto a su hermana Manuela pero no tuvo éxito. Un año más tarde volvieron a intentarlo, y Camilo llegó a la final y se convirtió en ganador. Grabó su primer mixtape, Regálame tu corazón, y desde aquel entonces comenzó a tener espacio en series televisivas, novelas y publicidades.

Aunque el músico no muestra demasiado a su familia en las redes, en mayo del 2020 subió una foto junto a su mamá Lía Correa y reveló algunos detalles de su infancia. Entre otras cosas, contó que sus padres solían organizar pijamadas en el living de la casa a la luz de las velas y fogatas con salchichas en el patio. Y, aunque parecía un juego, en verdad lo hacían para que sus hijos no se dieran cuenta de que les habían cortado la luz y el gas por falta de pago.


“Me acuerdo de eso y me da muchas ganas de llorar, porque eso es lo que hiciste y sigues haciendo todos los di?as de mi vida: Haciéndome ver colores y flores en desiertos grises”, confesó Camilo en el posteo sobre su madre. Además, les agradeció a ambos haberlo acompañado en los momentos más duros y decisivos de su carrera.


Ahora, la mamá de Camilo Lia Correa y su papá Eugenio Echeverry se muestran unidos y felices en las redes sociales, pasan su tiempo viajando y disfrutando en familia y, al parecer, también ya tienen su casa con piscina. Al igual que Camilo y Evaluna, suelen dedicarse posteos románticos en las redes sociales, celebrar sus aniversarios y compartir su cariño con sus fans.


Fuente: La Patilla

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

¡Parte de tu vida!

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.