Un buen aliento requiere más que un cepillado de dientes


El mal aliento es una condición que afecta a algunas personas y que se traduce en complicaciones en la vida social. Decirle a una persona que su boca emana un mal olor se vuelve en un desafío y hasta se piensa en cómo no herir los sentimientos.

De acuerdo a especialistas un tercio de los adultos son afectados por un mal aliento y esto no solo está asociada a la falta de cepillado de dientes.

Existen varias causas posibles que ocasionan el mal aliento, según la Clínica Mayo, entre las causas está:

  • Descomposición de alimentos en dientes y encías lo que aumenta la cantidad de bacterias.

  • Productos de tabaco que ocasionan tener encías enfermas.

  • Solo el cepillado de dientes sin el uso de hilo dental.

  • Boca seca

  • Medicamentos que contribuyen a la sequedad de la boca.

  • Infecciones por heridas quirúrgicas en la boca.

  • Afecciones de la boca, nariz y garganta.

El uso de hilo dental es importante debido a que solo el cepillado no retira toda la comida que se puede acumular en las encías lo que a su ves derivaría una gingivitis, que es la inflamación de encías o una periodontitis.

"Si no se la cepilla, la placa irrita las encías y finalmente forma bolsas llenas de placa entre los dientes y las encías. También la lengua puede atrapar bacterias que producen olor. En las dentaduras postizas que no se limpian con regularidad o que no calzan bien pueden quedar bacterias y partículas de alimentos que causan olor", explicó la clínica.

Con respecto a la alimentación si se padece halitosis no se recomienda consumir una dieta alta en proteínas, así como otros como ajo o cebolla. (I)

Fuente: El Universo

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

¡Parte de tu vida!

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.