¿Bares sin alcohol? El movimiento Sober Curious llega hasta Japón

10/07/2020

 

En un bar de moda en Japón, los clientes se sirven bebidas coloridas de composición sofisticada, diseñadas para un grupo específico: los abstemios, los que han decidido no tomar alcohol.

 

El local es una especie de anomalía en Japón, un país en el que beber es popular y se considera una parte importante de la cultura de negocios. Con el alcohol como facilitador, la formalidad que gobierna los ambientes de trabajo japoneses se disipa, y bebiendo copiosamente con los colegas se considera un importante avance profesional para algunos.

 

Incluso hay una palabra para esto: nominikēshon, compuesta por la palabra japonesa nomi (bebida) y la inglesa communication. Comunicarse a través del alcohol.

 

Esta costumbre ha dejado en los márgenes a no bebedores como Hideto Fujino, un gerente de 54 años que no puede procesar el alcohol: como el cinco por ciento de la población japonesa y muchos otros asiáticos, carece de algunas de las enzimas que desintegran los residuos tóxicos de esta sustancia. Si lo intenta, sufre algunos efectos no deseados, como cara enrojecida y malestar general apenas empieza a beber.

 

“En muchas ocasiones los no bebedores se sienten incómodos. A veces oyes comentarios como 'así no te pueden promover', dijo Fujino, quien decidió abrir un grupo de Facebook para abstemios y a los pocos meses tenía 4 000 miembros. Las razones son variadas. Unos dicen que es por salud o por embarazo, otros no gustan del alcohol o de sus efectos y algunos lo disfrutan pero han decidido alejarse y entrar en la tendencia mundial denominada 'curiosos de la sobriedad' (sober curious), que se ha extendido en Estados Unidos y está relacionada con el concepto de wellness.

 

 

Mayumi Yamamoto, la dueña del bar 0%, dice que se animó a ofrecer bebidas no alcohólicas a su clientela por su propia experiencia como abstemia. "Pensé que sería grandioso tener opciones más allá del té y las bebidas carbonatadas". El lugar está en el área de vida nocturna de Roppongi, y ofrece comida vegana junto a cocteles elaborados con albahaca, queso mascarpone, algas marinas y frutos rojos.

 

Entre los clientes está Rei Azezaki, de 21 años, que es alérgica al alcohol y viene con su novio, quien sí bebe. “Usualmente bebo mucho", dijo Yuto Takahashi, de 24 años. “Pero aquí disfruto las bebidas más lentamente, y estoy apreciando más la atmósfera. Me gusta mucho".

 

Los datos del ministerio de salud de Japón sugieren que el consumo de alcohol está decayendo entre los jóvenes. En 2017, solo 16 % de hombres de 20 años y 25 % de aquellos en sus treintas bebieron el equivalente a dos o más vasos de vino al menos tres días a la semana. Es la mitad de lo que sucedía en ambos grupos de edad hace solo una década.

 

Naoko Kuga, investigadora del Instituto NLI (Nippon Life Insurance), ha estudiado el cambiante mercado del alcohol en su país, y dice que los jóvenes tienen una relación diferente con al bebida, especialmente en contextos de trabajo. “No quieren pasar horas en esa vieja nominikēshon con sus superiores", dijo. "Escogen su propia bebida y muy bien puede ser no alcohólica". (I)

 

 

Fuente: Eluniverso

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

¡Parte de tu vida!

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.