Trabajar horas extras en la oficina puede duplicar el riesgo de calvicie, afirma un estudio

10/25/2019

 

Todos somos culpables al momento de hablar de horas extras en el trabajo. En muchas ocasiones trabajamos más horas de las debidas terminando un proyecto importante o porque nos cayó más trabajo imprevisto.

 

Pero esto no solo desequilibra tu vida personal, también podría duplicar el riesgo de calvicie, así lo afirma un estudio realizado por científicos de Corea del Sur.

  

Los investigadores analizaron a más de 13,000 personas de entre 20 y 59 años y encontraron que aquellos en sus veintes o treinta que trabajaban al menos 52 horas a la semana tenían el doble de probabilidades de desarrollar alopecia que sus colegas menos dedicados, reseñó Yahoo Lifestyle.

 

Demasiado tiempo en la oficina puede causar estrés, que se cree que daña los folículos capilares, dijo el equipo de científicos. Sentirse agotado también podría hacer que los mechones entren en la fase de catágeno, la etapa de transición entre cuando el cabello crece activamente y cuando descansa.

 

“Los resultados de este estudio demuestran que las largas jornadas laborales se asocian significativamente con el aumento del desarrollo de la alopecia en los trabajadores”, dijo el autor principal, el Dr. Kyung-Hun Son.

 

“Además, la fuerza de asociación aumentó linealmente a medida que el tiempo de trabajo se hizo más largo”, agregó.

 

“La limitación de las horas de trabajo para prevenir el desarrollo de alopecia puede ser más necesaria para los trabajadores más jóvenes, como los de los años veinte y treinta, en los que los síntomas de pérdida de cabello comienzan a aparecer”, recomendó el científico.

 

Fuente: NuevaMujer

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

¡Parte de tu vida!

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.