30 años de ‘Duro de matar’, la mejor película de acción

07/23/2018

 

Los 80’ fue la década de las películas de acción. Durante ese tiempo se estrenaron icónicas cintas -después convertidas en sagas- como ‘Rambo’, ‘Indiana Jones’, ‘Terminator’, ‘Predator’, ‘Arma mortal’ o ‘Duro de matar’. Pero lo más importante de estos productos fílmicos, es que se convirtieron en modelos de otros largometrajes. 

El viernes 20 de julio de celebraron los 30 años de ‘Duro de matar’ (‘Die Hard’), que catapultó en lo más alto de la fama a Bruce Willis, quien por ese entonces era conocido en la comedia por la película ‘Cita a ciegas’ (1987) o la serie de TV ‘Mi loco oficio’ (‘Moonlighting’, de 1985 a 1989). 

Y es que ‘Duro de matar’ tuvo tanto éxito, que en 1990 se estrenó la secuela y en 1995 vino la tercera entrega, pero no se compararon a la primera, pese a ser muy entretenidas.

 

 

Cine de evasión 
Para muchos, ‘Duro de matar’ es la mejor película de acción de los años 80’ y está en los primeros casilleros de ‘Mejores cintas de acción de todos los tiempos’.

 

 


Y es que el éxito de este filme, dirigido por John McTiernan, se basa en una premisa sencilla y claustrofóbica, pero que explota al máximo a personajes y situaciones, además del carisma de los intérpretes, entre ellos los villanos Alan Rickman y Alexander Godunov, o Bonnie Bedelia como la esposa del detective. 

EL DATO
‘Duro de matar’ ocupa el primer lugar de la lista ‘Mis películas de acción favoritas’, en la que constan 688 cintas. Su trama nos relata que en Los Ángeles, un grupo terrorista se ha apoderado de un edificio tomando a un grupo de personas como rehenes. Solo un hombre, el policía de Nueva York John McClane (Willis), ha conseguido escapar. Aunque está solo y fuera de servicio, el detective se enfrentará a los secuestradores. Él es la única esperanza.

Es que ‘Duro de matar’ tiene todo lo que se necesita: terroristas, un héroe irónico (y descalzo) con sus propias reglas, una mujer que está apunto de abandonarle, un periodista desubicado, explosiones, agentes caricaturescos, disparos y mucha, mucha acción. Todo esto narrado a buen ritmo y con mucho pulso. 

Por eso, este es un buen ejemplo de cine de evasión, pues su objetivo es entretener, no instruir. Y muchos, pero muchos se repiten la película cada vez que la pasan por televisión. 

Y antes de olvidarnos, John McClane inmortalizó la frase “Yippi-k-jey hijo de...’. 

 

ÉMULOS. Cintas como ‘Peligro inminente’ (1), ‘Pasajero 57’ (2), ‘Muerte súbita’ (3) o ‘Máxima velocidad’ (4) copiaron la fórmula.

Algunos datos 
El libreto de ‘Duro de matar’ fue escrito por Steve de Souza y Jeb Stuart y está basado en la novela ‘Nothing Lasts Forever’, de Roderick Thorp, que fue publicada en 1979. 

El detective de Thorp, que en sí misma había sido adaptada en una película del mismo nombre de 1968, fue protagonizada por Frank Sinatra. Los estudios Fox estaban contractualmente obligados a ofrecer a Sinatra el papel principal en ‘Duro de matar’, pero el cantante la rechazó, por lo cual fue propuesta a Arnold Schwarzenegger como secuela de la película ‘Comando’ (1985), pero también él dijo no a la oferta.

La película fue sucesivamente propuesta y rechazada por varias estrellas del cine de acción de la época, antes de llegar a Willis. 

El largometraje fue realizado con un presupuesto de 28 millones de dólares y recaudó más de 140 millones en todo el mundo, además fue elogiada por los críticos en varios países.

‘Duro de matar’ obtuvo cuatro nominaciones a los Óscar: a Mejor montaje, a Mejores efectos visuales, a Mejor sonido y a Mejores efectos de sonido.

 

FRASE

Seis millones de terroristas en el mundo y este tiene el pie más chico que mi hermana”. John McClane Detective Modelo a seguir
°   ‘Duro de matar’ tuvo cuatro secuelas, las dos últimas en 2007 y 2013, pero lo que más ha llamado la atención es que se convirtió en un modelo a seguir. O mejor dicho, vinieron algunos émulos que copiaron su fórmula.
Entre estos émulos tenemos ‘Alerta máxima’ (1992, con Steven Seagal), ‘Pasajero 57’ (1993, con Wesley Snipes), ‘Muerte súbita’ (1995, con Jean Claude Van Damme) o ‘Máxima velocidad’ (1994, con Keanu Reeves), esta última dirigida por Jan de Bont, quien fue director de fotografía de ‘Duro de matar’. 

 

Fuente: Lahora.com.ec

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

¡Parte de tu vida!

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.