Tranvía: 100 días de plazo y varios puntos pendientes

07/06/2018

El plazo para que ACTN termine y entregue la obra civil del tranvía se acorta. El 14 de octubre, la ruta debe estar lista de inicio a fin para iniciar las pruebas previas al inicio de operaciones, fijadas para marzo del 2019.

 

 

Los últimos 100 días del tranvía, serán, según Jaime Guzmán, director del proyecto, los “más exhaustivos” de una obra cuyo avance es del 44 por ciento, tras cumplirse el 67 por ciento del plazo previsto.


“Al momento, no hay retrasos ni en las obras ni en los pagos a la empresa contratista”, sostiene Guzmán, quien señala que el avance de los trabajos se incrementará en un 20 por ciento al mes, debido a la entrega de rubros importantes, como las paradas, la Chola Cuencana, y las subestaciones eléctricas.
Pide que se haga el cálculo del avance de obra por hitos y no por porcentajes.


El último hito cumplido fue la entrega del ala sur de la Plaza Cívica, en el sector del mercado Nueve de Octubre, que tuvo una semana de retraso debido a que se encontraron conexiones que no estaban previstas en los planes, lo que representó trabajos diferentes a los planificados.
Los demás indicadores de avance fueron cumplidos conforme lo previsto: el 12 de abril, el tranvía llegó al Corazón de Jesús, y el 23 de mayo, al Control Sur. El avance se centra ahora en tres puntos considerados como críticos.


El primero tiene su fecha de expedición en el 27 de julio. Ese día, el  tranvía debe llegar hasta la Terminal Terrestre y, para eso, se necesita tener a punto el tendido de cables eléctricos, la línea de alimentación por suelo, las subestaciones eléctricas de la Plaza del Arte y la avenida España, además de toda la ruta tranviaria, desde el Control Sur hasta la avenida Núñez de Bonilla.


“Hay preocupación obviamente, pero también confianza de que vamos a cumplir con el plazo previsto”, afirmó Guzmán. 
Los dos siguientes hitos se marcarán, ambos, el 14 de octubre, y consisten en la entrega de Milchichig y del patio taller ubicado en la Avenida México.
En cuanto al primer tramo, Guzmán asegura que las obras se intensificarán en los próximos días, mientras que en el patio taller ya se instalan los sistemas eléctricos y de climatización, de lo que será “el cerebro del tranvía”.


Financiamiento
Si bien, hasta el momento el tranvía está financiado y se han pagado las facturas hasta mayo, Guzmán asegura que para cancelar las planillas de julio se necesitará el dinero que se esperaba provenga de la venta de los predios del Cuartel Cayambe, donados por el Ministerio de Justicia.
Se esperaba, porque el terreno no se ha vendido, y según Alfredo Aguilar, asesor de la Alcaldía, aún no hay fecha para el nuevo proceso, para el que se requiere la conformación de una nueva junta y no se descarta un cambio de uso de suelo, decisión que debe pasar  por el Concejo.
La idea del Municipio es lotizar el predio en terrenos más pequeños y venderlos como suelo de uso industrial y no solo de embodegaje de productos, como se dispuso en un inicio.

 


El Municipio necesita 24 millones de dólares  para tapar el bache financiero del tranvía, y los necesita antes de que la empresa presente la justificación para el pago de los trabajos que se ejecutan este mes y que, según Guzmán, “serán de mayor valor, puesto que representan temas tecnológicos e importaciones de rubros”. Por ahora, según Aguilar, se trabaja en un crédito “puente”, que será pagado con la futura venta del cuartel y dará liquidez al proyecto para cubrir pagos.


Concejales como Dora Ordóñez y Cristian Zamora han mostrado su rechazo a la decisión, pues consideran que los intereses del préstamo encarecerán la obra, que ronda los 270 millones de dólares.


Más allá de la obra civil, al tranvía le hace falta también un plan de seguridad, en el que aún se trabaja en conjunto con el Consejo de Seguridad Ciudadana, el

 

Cuerpo de Bomberos, la Empresa de Movilidad (EMOV) y la Dirección de Gestión de Riesgos.


También están pendientes ocho normativas locales que todavía se encuentran en construcción, la integración del sistema con los buses urbanos, la definición del costo del pasaje y el contrato para la operación inicial con la empresa Metro Tenerife. Todo esto avanza a contrarreloj. (I)


Pendientes. Está por terminar la intervención en el puente sobre el Tomebamba, la Sangurima, la Chola Cuencana, Milchichig y el Patio Taller.
Financiamiento. El Municipio gestiona un crédito puente ante la banca privada para solventar la no venta del cuartel Cayambe.
Operación. Una vez cumplidos los 300 días, vendrán dos meses de intervención tecnológica, y dos meses más de pruebas al vacío.


Al momento, no hay retrasos ni en las obras ni en los pagos a la empresa contratista, ACTN”

 

Fuente: eltiempo.com

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

¡Parte de tu vida!

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.