Una mirada a la maternidad desde tres generaciones

05/13/2018

 

 

María Dolores Tenesaca tiene 99 años,  su rostro refleja cansancio, pero no le impide regalar una sonrisa; su memoria le traiciona y poco nos cuenta sobre su vida como madre de tres mujeres y cuatro varones.
Su hija Cruz Roldán, de 73 años, le ayuda a levantarse y la deja en el corredor para que tome el sol.


Es ella quien cuenta que siempre vio a su madre dedicada al hogar, a criar a sus hermanos y a la atención de su esposo, Francisco Roldán, de 101 años.
“Mi madre siempre estuvo en casa, dedicada a nosotros, acompañándonos, guiándonos, su familia siempre estuvo por encima de cualquier cosa”, cuenta.


Se mira las manos y refiere que ella tiene seis hijos, fue madre a los 19 años y no entra en detalles de su vida de pareja. “Fue muy duro, pero una gran experiencia”, relata.
La edad más común a la que las mujeres tienen su primer hijo en esta ciudad es los 18 años. En el área urbana, la edad promedio es de 20 años, según la Encuesta de Condiciones de Vida 2013-2014 del Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos, INEC.


Cruz Roldán recuerda que, a pesar de no poder estudiar, trabajó de comerciante para mantener a sus hijos. Combinó las labores en casa y fuera de esta. “No era nada fácil, trabajar siendo mujer ya era complicado, no se diga con mis seis hijos”.


Por su experiencia, decidió motivar a sus hijos a estudiar, logró que todos sean profesionales y ahora lo hace con sus nietos. 
Su hija, Alicia Auquilla, tiene 48 años y dos hijos. Le cuenta a su madre que no ha sido fácil, pero considera que el haber logrado una carrera le ha dado mejores oportunidades laborales. Ella priorizó sus estudios y su vida profesional para luego optar por la maternidad, su ritmo de vida es distinto al de su abuela y su madre, pues siempre está actualizando sus conocimientos.


Cruz Roldán hace referencia al tiempo que sus hijas esperaron para ser madres. No está cien por ciento de acuerdo en posponer la maternidad para después de los 30 años, pero apoya las decisiones de sus hijas.
Habla de su nieta Alicia, de 18 años, hija de Alicia Auquilla: “ella quiere ser doctora, me llena de orgullo que piense en ella, en su carrera, en lo que le gusta, ni siquiera hablamos de la maternidad, porque creo que es muy pronto, pero igual le damos muchos consejos”, asegura.


Tres generaciones de madres en una misma familia con diferentes perspectivas de cómo afrontarla,  ellas evidencian diferencias en la edad, el número de hijos y las actividades que realizan.
En Cuenca, un 30,58 por ciento de madres tienen solo un hijo y el 30,06 por ciento, dos hijos, según el INEC. La psicóloga educativa Andrea Marín sostiene que, si bien las mujeres en Cuenca estén posponiendo la maternidad, aún es común “ver a jovencitas siendo madres,  basada en mis casos, es porque  muchos padres vienen de una formación conservadora que impide hablar de sexualidad con los hijos”.
Indica que el empoderamiento  de las mujeres “es lo que ha logrado que veamos a la maternidad como  una decisión, no como una obligación por ser mujer. La idea no es no tener hijos, sino planificarlos”.

 

Fuente: El Tiempo

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

¡Parte de tu vida!

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.