Por qué “Una mujer fantástica”, ganadora de un Oscar, desafía los prejuicios del Chile más conservador

03/06/2018

 

¿Impulsará el Oscar a la película chilena "Una mujer fantástica", que describe los prejuicios y la discriminación a una mujer transexual, la aprobación de la Ley de Identidad de Género que se debate hace cinco años en el país?

Esa era una de las preguntas que se planteaban en medios de comunicación y redes sociales chilenas la noche después de la ceremonia de la Academia de Hollywood, donde la protagonista de la cinta, Daniela Vega, se convirtió además en la primera actriz transgénero en oficiar de presentadora en sus 90 años de historia.

 

"Una mujer fantástica" ha generado en Chile todo un debate respecto a los derechos de las personas transgénero.Pero no es primera vez que el reconocimiento internacional aborda temas que emplazan a los sectores más conservadores de la sociedad chilena.

 

Figuras disruptivas

Chile tiene buenos ejemplos recientes de artistas que triunfan en el extranjero emplazando las convenciones sociales: "Una mujer fantástica" es una película sobre la identidad transgénero en un país que todavía debate los derechos legales de esa comunidad; y el Oscar para la película animada "Historia de un oso", que premia una conmovedora mirada hacia el exilio.

Pero ocurrió también en el pasado: los poetas Gabriela Mistral y Pablo Neruda, ambos ganadores del Premio Nobel en 1945 y 1971 respectivamente, fueron también figuras disruptivas en la sociedad sudamericana y en algunos momentos fueron mejor valorados fuera que al interior de su propio país.

 

Mistral fue una ácida crítica de la sociedad chilena, que por años prefirió ignorar el carácter más sensual de su poesía y la íntima relación que la poeta sostuvo con su secretaria personal, la estadounidense Doris Danna. En cambio, se resalta mucho más a la poeta como profesora y autora de versos dedicados a la infancia.

  • "La prefieren loca que lesbiana": la deuda de Chile con Gabriela Mistral, la latinoamericana que ganó el Premio Nobel de Literatura

Neruda, reconocido militante comunista, fue proscrito en vida por sus ideas políticas en el país, mientras gozaba de enorme reconocimiento en Europa. Posteriormente, en los años 70 y 80 y bajo el régimen militar, se intentó despojar a su figura del compromiso ideológico que había guiado buena parte de su vida y obra.

"De Neruda en el colegio nos enseñaban un par de cosas y los Veinte poemas de amor (y una canción desesperada)", le dice a BBC Mundo el escritor y columnista Óscar Contardo, autor de libros como La era ochentera (2000) y Raro (2012). 

 

"Según la versión oficial, Neruda era un enamorado y Mistral era una señora que hacía rondas. Uno había nacido en Parral y la otra en Montegrande. Esos eran los pocos datos que te contaban y preguntaban. Hay una pacatería política, moral en Chile, que insiste en recortar la realidad, en hacerla unidimensional, sin matices, sin espesor".

"Porque Neruda era mucho más que un señor que escribía poemas de amor y Mistral era mucho más que una señora profesora. Ha habido que dar grandes peleas para que se cuente públicamente todo lo que no se contaba de ellos. Por qué Neruda había traído un grupo de refugiados desde España, por qué lo habían prohibido. No se hablaba de eso", completa Contardo. 

 
Fuente: msn.com

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas Recientes
Please reload

Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

¡Parte de tu vida!

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.