Un padre de cinco hijos muere de covid-19: "Debí haberme puesto la maldita vacuna"

Michael Freedy no se había vacunado por esperar a que pasara un año para ver las reacciones y secuelas. El coronavirus le llegó antes.


Un padre de cinco hijos de entre 1 y 17 años murió de covid-19 luego de haberse resistido a ponerse la vacuna, ya que dijo estar esperando a que pasara un año para ver las posibles reacciones y secuelas que causaba.


Michael Freedy, de 39 años y residente de Las Vegas, NV, acudió al hospital a causa de quemadura solar grave y al ser ingresado en la sala de emergencias se le detectó que se había contagiado de coronavirus.


Desde entonces, su salud fue empeorando hasta el punto de que contrajo neumonía en ambos pulmones, tuvo que ser conectado un ventilador y sedado a la fuerza, según relató su pareja, Jessica DuPreez, en GoFundMe.


"Entró en pánico, diciendo que no quería morir y dejar a sus bebés sin su padre", dijo DuPreez al diario USA Today.


Luego de cinco días ingresado, se le tuvo que trasladar a la UCI, donde dos días después falleció.


Unos días antes de morir, Freedy había enviado un mensaje a su pareja en el que se arrepentía de no haberse vacunado. "Debí haberme puesto esa maldita vacuna".


"Solo tenía 39 años. Nuestros bebés ahora no tienen padre. No se puede decir que soy joven y no me afectará, porque sí lo hará", explicó DuPreez al canal KVVU de Las Vegas.


Hasta este momento DuPreez tampoco se había vacunado, pero luego de la muerte de su prometido ella y su hijo mayor acudieron a un centro de vacunación.


"Todo el mundo puede tener una mala reacción a cualquier vacuna a lo largo de la historia, pero yo tuve una mala reacción a la vacuna por tener que enterrar a mi marido", dijo a CNN.


Fuente: People en español

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram