Un macaco viaja 22 kilómetros en ‘busca de venganza’ contra habitantes de una aldea



Un macaco Bonnet viajó 22 kilómetros para «vengarse» de los pobladores de la aldea india de Kottigehara, en el estado de Karnataka, en el sur de país, que lo atraparon para que fuera reubicado.


Según informan medios locales, el primate vagaba por la aldea robando frutas y bocadillos de los pobladores de vez en cuando, hecho que no molestaba a los pobladores porque es un comportamiento normal de estos animales.

Sin embargo, la situación cambió cuando el primate empezó a asustar a los niños de una escuela primaria local. Por lo que se dio aviso al Departamento Forestal para que el animal fuera reubicado.


Por la habilidad del macaco para escapar, las autoridades solicitaron la ayuda de conductores para perseguirlo y capturarlo. Al encontrarse acorraldo, el mono se abalanzó contra uno de los voluntarios, mordiéndole la mano y causándole otras heridas.


El hombre, asustado y adolorido, se escondió en su vehículo para que el animal se calamara; sin embargo, el macaco descargó su furia contra el vehículo, indica el portal RT.


«Estaba muy asustado. El mono loco me seguía a todas partes. Me mordió tan fuerte que el médico me dijo que las heridas tardarían al menos un mes en curarse. No puedo conducir mi auto, con el que me gano la vida. Además, ese día no volví a casa por miedo a que el mono me siguiera. Tengo niños pequeños en casa. ¿Y si los ataca? Sigo teniendo mucho miedo«, comentó el hombre.


Después de tres horas de cacería, donde participaron cerca de 30 personas, el primate fue capturado y trasladado 22 kilómetros en un bosque de las afueras de la aldea.


EN BUSCA DE VENGANZA

No obstante, en menos de una semana, el astuto macaco volvió a la aldea. El primate saltó en la parte trasera de un camión que pasaba por la carretera para llegar a la aldea y así «buscar venganza» contra sus captores.


La alarma se encendió en la aldea y la noticia llegó hasta los oídos del hombre que fue atacado por el animal. «Cuando me enteré de que el mono había vuelto al pueblo sentí un escalofrío. No he salido de mi escondite. Sé que es el mismo porque todos vimos una marca en su oreja la última vez y mi amigo dijo que los aldeanos la notaron», comentó.

Ante el regreso del animal, los pobladores pidieron que el Departamento Forestal lo recapturaron nuevamente y lo liberen en un área forestal más alejada


Fuente: Teleamazonas

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram