top of page

Un estudio vinculó el consumo de bebidas azucaradas con el cáncer de hígado



Un estudio efectuado en más de 90.000 mujeres posmenopáusicas descubrió que las que consumían al menos una bebida azucarada al día se enfrentaban a un riesgo 78% mayor de desarrollar cáncer de hígado en comparación con las personas que consumían menos de tres raciones al mes de este tipo de bebidas.


“Nuestros resultados sugieren que el consumo de bebidas azucaradas es un factor de riesgo potencialmente modificable para el cáncer de hígado. Si se confirman nuestros hallazgos, reducir el consumo de bebidas azucaradas podría servir como estrategia de salud pública para reducir la carga de cáncer de hígado”, afirmó Longgang Zhao, doctor en la Universidad de Carolina del Sur de EEUU y autor principal del estudio.


Sustituir las bebidas azucaradas por agua y por café o té no azucarados podría reducir significativamente el riesgo de cáncer de hígado”, agregó Zhao que forma parte de los expertos del Hospital Brigham and Women que llevaron adelante el estudio para analizar la asociación entre la ingesta de bebidas azucaradas y la incidencia de cáncer de hígado y enfermedad hepática crónica, así como la mortalidad por enfermedad hepática.

Los resultados fueron publicados en la prestigiosa revista médica JAMA.


“Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que informa una asociación entre la ingesta de bebidas azucaradas y la mortalidad por enfermedad hepática crónica”, remarcó Zhao.


Así, el nuevo estudio publicado en la revista médica JAMA comprueba que el consumo diario de bebidas y gaseosas endulzadas, se asocia con mayor riesgo de cáncer de hígado y mortalidad por enfermedad hepática crónica. Es que el hígado, como otros órganos del cuerpo, puede verse afectado por lo que comemos o bebemos.


Y ahora, los expertos de la presente investigación afirman que una alimentación poco saludable puede causar daños en ese órgano vital del cuerpo, empeorar su funcionamiento o aumentar el riesgo de enfermedades hepáticas.

Las bebidas endulzadas son aquellas que generalmente tienen azúcares añadidos, es decir los que se agregan durante el procesamiento de los alimentos, como ocurre con las gaseosas. En ese sentido, un nuevo estudio ha advertido que el consumo de una bebida endulzada o más, todos los días, puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de hígado y mayor mortalidad por enfermedad hepática, como fibrosis, cirrosis o hepatitis crónica.


Aumento de los casos de cáncer hepático

La incidencia del cáncer de hígado ha aumentado considerablemente durante las tres últimas décadas en el mundo. Aunque factores de riesgo como las infecciones crónicas por hepatitis, el consumo de alcohol y la diabetes están implicados en la mayoría de los pacientes, aproximadamente el 40% de los casos de cáncer de hígado no se explican por factores de riesgo conocidos. Los investigadores del estudio trataron de averiguar si los factores dietéticos específicos podían desempeñar un papel.


El consumo habitual de bebidas azucaradas, como las gaseosas y las bebidas de frutas, se ha relacionado con diversos problemas de salud. Aunque la ingesta de bebidas endulzadas con azúcar ha disminuido en las últimas décadas, sigue siendo común.


Para el nuevo estudio, los investigadores analizaron los datos de 90.504 mujeres posmenopáusicas que participaron en la Iniciativa de Salud de la Mujer, un estudio a largo plazo lanzado a principios de la década de 1990.


Fuente: Infobae


コメント


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page