top of page

¿Te acuerdas del niño protagonista de ‘El regalo prometido’?



En 1996, se estrena a nivel mundial la cinta, Jingle All the Way (El regalo prometido en español), una película que se enfoca en la batalla de dos padres por conseguir una figura de acción (Turbo-Man) para sus respectivos hijos, a última hora en víspera de Navidad.


La película fue protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Sinbad, Phil Hartman, Rita Wilson, Robert Conrad y un pequeño Jake Lloyd, generando 129 millones de dólares en todo el mundo.


Lloyd contaba con tan solo 6 años al momento de grabarse la película, que rápidamente lo posicionó en el radar de Hollywood para participar en otros proyectos cinematográficos.


Su proyecto más importante fue el de Star Wars Episodio I: The Phantom Menace., donde interpretó al niño Anakin Skywalker. Debido a esa película, el joven actor comenzó a sufrir de acoso y bullying en su escuela, generándole un trauma que lo retiró de la gran pantalla.


Víctima de acoso

Jake Lloyd, que tenía solo ocho años, interpretó a un joven Anakin Skywalker en The Phantom Menace, en la cinta que se convirtió en su peor pesadilla.


“Toda mi vida escolar fue realmente un infierno. Otros niños fueron realmente malos conmigo. Hacían el sonido del sable de luz cada vez que me veían. Fue una locura total”, dijo Jake, según el New Zealand Herald.


Lloyd ha dicho en entrevistas que quemó su mercancía de “Star Wars” y que nunca podrá volver a ver la película, calificándola de “espeluznante”. Dice que aprendió a odiar, aparecer frente a las cámaras de cine.


Debido a la oscura experiencia con su papel más importante, el joven Lloyd se retiró de la industria cinematográfica. Sin embargo, sus problemas no terminaron ahí.


En el 2015, Lloyd tendría un encuentro adicional con la policía después de pasar una luz roja en Carolina del Sur. La policía lo persiguió, obligando a Lloyd a estrellar su auto contra un árbol.


Según reportes locales, antes de huir de la policía, el joven había golpeado a su madre, al derribarle su puerta, pisotear su cuerpo, dejándole algunos moretones. Es por eso que Lloyd fue retenido en una cárcel de Carolina del Sur durante 10 largos meses antes de ser transferido a un centro psiquiátrico.


En 2020, la madre de Jake, Lisa, publicó una declaración, publicada en Geek News Now, el que sostiene que Jake finalmente había sido diagnosticado oficialmente con esquizofrenia paranoide. Lisa no expresó nada más que afecto y apoyo por Lloyd, y estaba ansiosa por ayudarlo en los peores momentos.


Todo parece indicar, que ahora, a sus 33 años, el exactor sigue internado en el hospital psiquiátrico, alejado de todo papel cinematográfico y en total anonimato, por decisión de su familia.



Fuente: metroEcuador

Comments


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page