Qué tan importante es contar con una llanta de emergencia para su vehículo


Para muchos conductores la llanta de emergencia puede no ser importante, pero si te topas con una pésima carretera puede ser vital para salvarte de una llanta averiada.


Es importante que recuerdes que la llanta de emergencia está diseñada para uso ocasional y temporal, nunca como un reemplazo permanente. Estos y otros datos desconocidos deben ser considerados por los conductores para evitar accidentes y gastos infructuosos. “Generalmente, este tipo de neumáticos se llevan en un área reservada del vehículo, a veces en la cajuela, debajo del vehículo o fuera de la puerta trasera, sin uso por largos períodos. Sustituir a las ruedas fijas cuando sufren un pinchazo o se revientan es su función principal, por ello es de vital importancia que siempre estén en buen estado y utilizarlas de manera correcta, ya que son neumáticos con características diferentes y de cuidados especiales”, explica Carlos Cruz, Gerente Comercial de Hankook Tire.


Tipos de llantas de emergencia:

Llanta exacta. Este tipo de llanta es exactamente igual a las que lleva el auto, con las características idénticas: tamaño, altura, labrado y marca. Con este tipo de llanta de emergencia se puede circular libremente, es decir, no existe un límite de kilometraje de circulación de uso, sin embargo, no es recomendable dejarla de manera permanente ya que su nivel de desgaste es diferente, lo que puede afectar a las otras ruedas.


● Llanta tipo galleta. Una llanta de emergencia tipo galleta se diferencia de una normal por su tamaño. Generalmente, son más pequeñas que el resto de neumáticos y no cuentan con las mismas características de labrado y tamaño, con el objetivo de no ocupar mucho espacio interior en el maletero. Al momento de utilizarla, es importante cuidar la velocidad y no conducir a más de 80 kilómetros por hora, así como no recorrer distancias largas. Este tipo de llanta suele ser utilizada en autos compactos tipo sedan por contar con un reducido espacio de almacenamiento.


Llanta temporal compacta. Este tipo de neumático tiene las mismas dimensiones que las llantas y aros originales porque se encuentran diseñadas exclusivamente para mover el vehículo al taller de reparación o hacia un lugar en donde se pueda colocar el neumático normal nuevamente. Se caracteriza por una construcción más liviana y delgada, así como por tener un labrado más ligero, con el fin de reducir el peso del auto y mejorar su consumo de gasolina, además de facilitar la instalación. Por lo general, solo pueden circular a no más de 80 kilómetros y sin sobrepasarlos.


Cuidados para las llantas de emergencia

● Ya que no se usa con frecuencia, lo más recomendable es realizar revisiones periódicas, a fin de verificar que se encuentra en buen estado para cuando se requiera.


● Es aconsejable reemplazarla después de los 5 años, ya que algunos materiales se degradan generalmente después de este tiempo.

● Revisar el espacio donde se almacena la llanta de emergencia para verificar que no exista humedad, ya que esto puede acelerar el proceso de descomposición natural de algunos materiales.

● Todo vehículo debe tener llanta de emergencia y artículos necesarios para cambiar las llantas. Las herramientas para el cambio de llanta son: gata, llave tipo L o cruz.


Fuente: EL UNIVERSO

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram