¿Por qué desinfectar el hogar después de tener gripe o resfriado? Esta es la manera adecuada


Aunque no es indispensable realizar una limpieza profunda en todos los sectores de la casa, si es conveniente conocer algunos lugares donde es obligatorio.


Llevar a cabo una desinfección oportuna luego de que un habitante del hogar estuvo enfermo con gripe o resfriado, es fundamental para evitar la propagación de los gérmenes. Una vez que los síntomas desaparecen, no se debe demorar más de un día en efectuar la limpieza.


Algunas superficies deben desinfectarse , sin esperar a que el enfermo se cure. Se trata de objetos de contacto manual, como controles remotos e interruptores de luz, donde los gérmenes se depositan y pueden pasar de una persona a otra, publica el portal Mejor con salud.



Cómo desinfectar el hogar después de tener gripe o resfriado

Aunque no es indispensable realizar una limpieza profunda en todos los sectores de la casa, si es conveniente conocer algunos lugares donde, obligatoriamente, hay que desinfectar.


Cocina y baño

La cocina y el baño, por ser áreas muy transitadas, tienen una gran posibilidad de que haya presencia de gérmenes.


  • En el caso del baño, hay que limpiarlo todos los días, ya que está lleno de superficies compartidas y pueden encontrarse restos de secreciones de la persona infectada.


  • En la cocina se debe prestar especial atención a las manijas de las alacenas y las de electrodomésticos, como heladeras y microondas. Son espacios de contacto que no siempre se limpian.

Alfombras

Los virus de la gripe pueden sobrevivir por más de 24 horas en cortinas, alfombras o diferentes tapizados. Por eso es importante desinfectarlos con agua y jabón o con productos específicos para cada superficie.


  • Algunos de los materiales donde los virus permanecen activos durante más tiempo son el acero inoxidable y el plástico. Estos elementos pueden incluir, por ejemplo: llaves, juguetes de niños y manijas de grifos.


Teléfonos

Los teléfonos móviles, junto a otros dispositivos electrónicos fijos o portátiles, son de constante uso manual. Es recomendable seguir las indicaciones del fabricante para la limpieza de cada dispositivo, con el fin de no dañar sus componentes.


  • Desinfectar tu hogar después de tener gripe tiene que incluir una limpieza total de las sábanas, los acolchados y las fundas de las almohadas.

  • Se sugiere lavar las sábanas y otra ropa de cama con agua caliente (esto puede ser muy efectivo para la eliminación de virus y bacterias) una vez que hayan pasado 24 horas de haber desaparecido los síntomas.

Toallas

Las toallas y la ropa de la persona que estuvo enferma también deben desinfectarse. Se aconseja aplicar un lavado con temperatura alta. Además, si estas prendas estuvieron en el cesto de ropa sucia, este también se debe higienizar.

  • Los productos de limpieza a utilizar dependen de la superficie y del espacio. Para el baño se recomienda aplicar lejía, siempre diluida en agua, en las proporciones que indica el fabricante y con la protección acorde.


Ropa

En cuanto a la ropa, existen productos desinfectantes que logran un mejor resultado en comparación con el jabón para textiles.

  • Para objetos como perillas, manijas de puertas o tapas, pueden aplicarse toallas desinfectantes. Se trata de un producto común y muy eficaz para la eliminación de gérmenes.

  • Recuerda utilizar el equipamiento apropiado para realizar la desinfección (guantes, mascarilla y gafas). De igual manera, es conveniente airear los espacios donde estuvo presente el enfermo.

  • La propagación de los virus también puede darse a través de la persona que limpia, razón por la cual, al finalizar cada etapa de la limpieza, hay que lavarse las manos con agua y jabón o con alcohol en gel.

Fuente: EL UNIVERSO

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram