top of page

Pailahuaico, un lugar para refrescar el cuerpo, la mente y el alma


Las gélidas y cristalinas aguas desciende desde la meseta Pachamama (El Tablón), ubicada entre la parroquia de Llacao y Déleg, cantón de Cañar, hasta desembocar al río Cuenca. En su milenario, pausado y sabio recorrido se han ido forjando cascadas y una especie de piscinas naturales.


A este encanto natural se lo conoce como Pailahuaico. Esta palabra está compuesta por dos términos quichuas que significan: vasija grande redonda y poco profunda, y quebrada, que describen a la perfección el lugar. Es el escenario ideal para un paseo de fin de semana.


El ascenso, que en línea recta recorre cerca de cinco kilómetros, se inicia en la Panamericana Norte, a la altura de Challuabamba.

Durante el trayecto, el caminante se encuentra con 40 pailas, de una profundidad promedio de 1,50 metros. Son espacios ideales para refrescar la mente y el alma, y recargar de energías al cuerpo. Pues el sonido de las cascadas se confabula con el canto de las aves y las mansas corrientes de viento y agua que chocan contra las rocas.

La primera fosa, que como todas está debidamente georreferenciada, está ubicada a unos 10 minutos de la carretera principal.


Para llegar a este lugar hay que ascender por la quebrada, que se forma en medio de un encañonado de alrededor de 2,50 metros. Cada vez que llueve, demuestra su fuerza natural.


Un atractivo adicional es una misteriosa cueva, hogar de cientos de murciélagos que revolotean en armonía con el ecosistema.

El ambiente es propicio para caminar, respirar aire fresco y por qué no tomarse fotos para el recuerdo. Además, para llegar a este lugar no es imprescindible un guía.


La vegetación se vuelve más espesa a medida que se asciende y para coronar esta aventura se necesita entre 4 y 5 horas de intensa caminata. La recompensa: una vista privilegiada que ofrece la meseta Pachamama y el Camino del Inca.


Para recargar las energías, el complemento lo pone la gastronomía de Llacao. Wilson Culcay, presidente del Gobierno Autónomo Descentralizado, expresa que esta parroquia ofrece una variedad de platos típicos: desde el suave sancocho, cascarita, fritada, cuyes y pollos asados que se prepara en la zona.


El dirigente también recuerda que los turistas pueden adquirir artesanías hechas por los pobladores como el tradicional sombrero de paja toquilla.

Proyectos

Para impulsar la promoción y un mayor flujo turístico hacia Pailahuaico, el GAD de Llacao impulsa una serie de proyectos.


Walter Quito, vocal del GAD parroquial, indica que tienen previsto promover proyectos integrales en Pailahuaico, con el fin de generar beneficios para la comunidad.


Así, se implementarán rutas de ascenso con distintos niveles de dificultad: desde familiar, hasta profesional. La idea también es promover la escalada en roca.

Con este objetivo se han entablado reuniones con diferentes instituciones como la Empresa Municipal de Desarrollo Económico de Cuenca (EDEC) y Universidad del Azuay, con la cual gestionan recursos económicos ante organismos internacionales.


Hasta que estos proyectos se consoliden, el dirigente invita a que los aventureros visiten la primera paila. Inclusive, pueden solicitar mayor información en el mismo GAD parroquial, que se encuentra en la plaza central.

ALGUNAS CIFRAS

15

minutos es el tiempo que existe entre el centro de Cuenca y Llacao en vehículo particular.

5.500

pobladores se registraron en Llacao, según el último censo de 2010, pero se calcula que ahora bordean los 8.000.

EL DETALLE

– En la quebrada se han plantado árboles y realizado mingas con moradores de Llacao y Chaullabamba, quienes también han demostrado su sentido de pertenencia y compromiso con el medio ambiente.


Fuente: EL MERCURIO

Comments


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page