top of page

‘Musa Takina’, vitrina para el arte ecuatoriano

Los artesanos y emprendedores tienen un espacio para exhibir sus propuestas y comercializar sus productos. La galería ‘Musa Takina’ aglutina en un solo lugar las creaciones de 80 artesanos de diferentes provincias del Ecuador.


Los sombreros y artesanías de paja toquilla del Azuay, los collares y accesorios de mullos de Saraguro, los ponchos tejidos de Otavalo, los inciensos naturales de los artesanos de Quito y el shampoo Sacha, elaborado con extractos de plantas de amazónicas cultivadas por familias indígenas son algunos de los productos que se encuentran en el local.


Priscila Vélez, promotora de ‘Musa Takina, explicó que esta iniciativa se desarrolla bajo un modelo de Comercio Justo y de Economía Circular, que promueve la optimización de recursos para mantener un equilibrio entre el progreso y la sostenibilidad.


“El Comercio Justo asegura que las familias de artesanas y artesanos puedan recibir un pago conforme por su trabajo. No hay reventa, es directo del productor al consumidor y los clientes no solo llevan un objeto, llevan una historia y una prenda única e inimitable”, señaló Priscila.


Ubicada en las calles Luis Cordero y Juan Jaramillo, ‘Musa Takina’ tiene siete años promoviendo el consumo de productos artesanales, hechos por hábiles manos ecuatorianas de hombres y mujeres.


Expectativa

Para la temporada navideña, los productores auguran un incremento en las ventas. Los precios de los artículos van desde un dólar en adelante.


“Tenemos una alternativa para Navidad, que es el cóctel cremoso del Caserito Amazónico a cinco dólares. Consuman lo nuestro en cualquier fecha, pero en diciembre es el único aguinaldo que tenemos”, aseguró Priscila.


La joven se mostró optimista de que se dupliquen las ventas en la temporada de Navidad y fin de año, después de un 2023 “inestable”, debido a la situación política y a la inseguridad.


Priscila también es artesana, trabaja con el tejido de mullos, elabora objetos en porcelana fría y su objetivo ahora es combinar sus conocimientos para desarrollar técnicas mixtas y hacer nuevas creaciones y ampliar el portafolio de la galería.


En sus inicios, la artista presentaba sus trabajos en ferias junto a sus compañeros. Sin embargo, vio la necesidad de contar con un espacio físico para exponer el arte ecuatoriano de forma permanente y llegar directamente a los compradores.


Jarros sublimados, bisutería artesanal, libros, cuadernos personalizados, alpargatas, objetos tallados en madera y en cerámica, cigarrillos herbales naturales, muñecas, duendes y mandalas son parte de los objetos que se comercializan en ‘Musa Takina’.


Fuente: EL MERCURIO

Kommentare


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page