Mitos que debes romper al momento de buscar adelgazar

Perder peso no siempre es fácil, por ello es recomendable ponerse en manos de un especialista para no caer en mitos.


Las dietas milagro, que prometen perder muchos kilos en poco tiempo, son las más famosas y por lo tanto rondan en internet. El problema de ellas es ese efecto rebote que suelen generar en la mayoría de casos, haciendo que la persona recupere casi todo el peso perdido e, incluso, subir unos cuantos kilos de más.


Por ello es necesario revelar la falsedad de estos mitos que se han instalado en el día a día de muchos durante décadas. El portal de salud ACM detalla algunos de estos junto con Nmami Agarwal, una nutricionista conocida en las redes sociales que brinda además algunos consejos para perder esos kilos extra y mantenerte en una vida saludable.

1. Los carbohidratos no son tus enemigos



Uno de los más escuchados tiene que ver con los carbohidratos, a los que la mayoría de personas acusan de ser los culpables de su obesidad. El portal ACM detalla que no es cierto que los carbohidratos sean los alimentos que provocan la mayoría de las grasas del cuerpo, y que de hecho necesitamos conocer la diferencia entre los carbohidratos simples y los complejos.


Los carbohidratos simples son aquellos que solo aportan al cuerpo energía, por ejemplo, azúcares, alcohol, panes blancos, bebidas azucaradas, etc. Sin embargo, los carbohidratos complejos aportan proteínas, fibra, vitaminas y minerales y son imprescindibles para el organismo. Por eso debemos consumir cereales integrales, legumbres, hortalizas, frutas y verduras.

2. No te saltes más las comidas



Las restricciones extremas de alimentos pueden provocar atracones posteriores. Foto: Shutterstock


El segundo mito que la especialista Nmami desmiente es la costumbre de empezar a comer menos comidas al día. Esa teoría, según Agarwal, no tiene ningún sentido y además puede ser perjudicial para el organismo. Ahí entra en juego el conocido déficit calórico, es decir, la importancia de quemar más calorías a diario de las que se ingieren para conseguir adelgazar a largo plazo.


En este punto, la nutricionista explica que “para perder peso y no recuperarlo, se debe reducir la cantidad de calorías que se consumen y aumentar las calorías que se queman con el ejercicio. Pero saltarse las comidas por completo puede provocar cansancio”. Es decir, el déficit calórico es imprescindible y lo conseguiremos con ejercicio físico frecuente y una alimentación equilibrada.


3. ¿Los productos light hacen la diferencia?



En las perchas de los supermercados hay varios tipos de productos considerado "light". Foto: Archivo.


Uno de los más grandes problemas de alimentación de hoy en día es el pedestal en el que los productos light están posicionados. Se necesita conocer con profundidad qué significa un producto ‘bajo en grasa’ a pesar de que los supermercados estén llenos de sus ofertas.


La ley obliga a que un producto light contenga, al menos, un 30 por ciento menos de grasa que la versión normal del mismo producto, recalca ACM. El problema es que esa reducción de grasa y de calorías no significa que estemos ante un alimento saludable. En ese caso, siempre es recomendable leer las etiquetas del producto para tener toda la información disponible

El mejor ejemplo de este mito es el de una bolsa de papas fritas. La versión normal de una bolsa pequeña (50 gramos) de cualquier marca contiene unas 250 calorías, mientras que la versión light no debería tener más de 175 calorías. Pero conste, eso no quiere decir que las papas light sean saludables; siguen aportando muchas grasas saturadas que boicotearán cualquier proceso de adelgazamiento, explica Agarwal.


4. La errónea cultura de la dieta


Las temibles dietas milagrosas pueden llegar a afectar tu salud mental y hacer de tu anhelo por una vida saludable una mala experiencia. Foto: Pexels


“No se trata de comer menos, la grasa corporal es simplemente energía almacenada. Para perder grasa, se necesita quemar más calorías de las que se ingieren”, agrega la nutricionista. Por lo tanto, lo más recomendable es llevar una dieta sana y equilibrada en la que tengan cabida todo tipo de alimentos y se coma de todo con moderación.


La mayoría de metas de pérdida de peso son a largo plazo, y no por un periodo corto de tiempo, por lo que es necesario que acostumbres a tu cuerpo a una ingesta normal de alimentos, mientras estos generen beneficios a tu vida diaria y a un estilo de vida sano. (F)


Fuente: El Universo

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram