“Mi trabajo más importante es el ser mamá”, afirma Fanny Lu durante su estadía en Guayaquil


Dispuesta y con una gran sonrisa para atender a cada uno de los medios nacionales e internacionales, así se mostró Fanny Lu a horas de haber aterrizado en la Perla del Pacífico para ser parte del Festival Heat Guayaquil 2022. La colombiana no solo hará una intervención musical el jueves, sino que también este miércoles estará participado como conferencista.


En diálogo con este Diario y a propósito de uno de sus recientes temas Amor de mi vida, aprovechó la oportunidad para explayarse sobre el sentimiento que guarda por sus hijos Teo y Valentina. “Yo les digo que ya mismo tienen que decir que son mis hermanos”, expresa entrerisas, sobre sus hijos que tienen 21 y 17 años correspondientemente.


“Amo verlos convertirse en las personitas que se están convirtiendo, verlos soñar, verlos luchar por sus sueños, convencidos”, añade sobre ellos.


El mayor de sus hijos, Teo, está siguiendo los mismos pasos musicales de su madre. Hace poco hizo su debut con su primera canción Chocolatico. “Ha sido una bendición verlo realizarse como persona”, expresa sobre su primogénito, declarándose su fan número uno. Y es que para Fanny Lu ver a su hijo sobre un escenario más que un regalo, es un compromiso que asume como esa guía genuina que nunca faltará.


“Mi trabajo más importante es el ser mamá, eso me lo ha dado Dios”, afirma con firmeza la mujer que por años ha equilibrado su vida en los escenarios y en su hogar como madre soltera.


Sin embargo, hace unos años el amor de pareja volvió a tocar la puerta de su corazón y en este momento no solo se siente feliz, sino lista para dar el sí frente al altar. La colombiana cuenta que sigue con los preparativos de su boda y hace una reflexión del momento actual que está rebozando su vida de felicidad.


“Estoy muy ilusionada... creo que siempre los finales felices son lindos, las recompensas. Hay que tener paciencia, de repente Dios tiene guardado en el camino la felicidad y al principio no la ve. De todas maneras, el proceso es hermoso, he sido feliz”, sostiene la artista con un intenso brillo en sus ojos.


“Dios me dio un papá y unos hijos maravillosos, un exmarido maravilloso, que será compañero de toda la vida, porque somos padres de los mismos hijos... atesoro esa relación, porque hay que sanar el corazón, el corazón no tiene por qué pesarte”, añade.


Fuente: EL UNIVERSO

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram