top of page

Mascar chicle es una forma sencilla de combatir el estrés y la ansiedad, según nuevos estudios



Se sabe que si no podemos controlar las situaciones estresantes de la vida cotidiana puede contribuir al desarrollo de trastornos mentales como la ansiedad y la depresión. Por eso, los expertos hacen hincapié en la importancia de adoptar un estilo de vida saludable y hábitos que ayuden a reducir el estrés.


Entre ellos, hay varios estudios que afirman que una simple golosina (o no tanto en sus versiones sin azúcar) puede ayudar a controlarlo. Se trata del chicle.


Una investigación recopiló y analizó toda una serie de trabajos que se han llevado a cabo para demostrar si mascar chicle ayuda o no a reducir el estrés.


En este estudio, realizado mediante el procedimiento denominado metaanálisis, se concluyó que mascar chicle, algo tan sencillo y bien tolerado por el organismo, es un modo efectivo de reducir el estrés y la ansiedad. No obstante, también se indica que serán necesarios más estudios para su confirmación.


Dentro de esta línea de investigación, el doctor Raafat W. Girgis, psiquiatra triplemente certificado en el Centro de Rehabilitación Moment of Clarity, afirmó en una nota a Wellandgood que el chicle puede hacer mucho más que enmascarar el mal aliento.


Existe una correlación entre lo que comemos o masticamos y su impacto en el sistema neurológico (Freepik)

Según el doctor Girgis, mascar chicle puede ayudar a disminuir la respuesta del sistema nervioso de lucha o huida y reducir la ansiedad. “En humanos, algunos estudios demuestran que masticar chicle durante la exposición al estrés disminuye los niveles de cortisol plasmático y salival y reduce el estrés mental”, afirmó un estudio llamado “La masticación como conducta para afrontar el estrés”.


Pero ya hay varias investigaciones sobre la correlación entre lo que se come (o mastica) y su impacto en el sistema neurológico. Recientemente, la doctora Sasha Hamdani, psiquiatra especialista en trastorno por déficit de atención (TDAH), reveló que los alimentos picantes, crujientes y ácidos (lo que ella llama “bocadillos sensoriales“) pueden activar los receptores cerebrales y aumentar la concentración.


Según el doctor Girgis, un estudio sobre el impacto de mascar chicle en los niveles de estrés demostró que la masticación aumenta los niveles de oxígeno en sangre en la corteza prefrontal, el “centro de la personalidad” (porque es donde se procesa la información momento a momento, se la compara con experiencias pasadas y luego se reacciona ante ellas) y el hipocampo (área del cerebro responsable del aprendizaje, la memoria y el manejo de las hormonas del estrés).


Las investigaciones demostraron que la exposición al estrés crónico puede afectar las capacidades cognitivas prefrontales y alterar la estructura de las dendritas, las ramificaciones en forma de árbol que nacen del cuerpo de la neurona y son responsables de recibir y transportar señales en el cerebro. También el estrés puede afectar el hipocampo en el procesamiento de la información y la memoria según las investigaciones.


Según un estudio, el sabor del chicle puede influir en los niveles de cortisol

Los estudios también han demostrado que masticar chicle produce el aumento del flujo sanguíneo cerebral lo que puede estimular la actividad cognitiva.


Teniendo en cuenta todas estas investigaciones, el doctor Girgis señaló que mascar chicle es un método eficaz para recuperar la calma porque puede promover la reducción del estrés. “Hay muchos circuitos neuronales que conectan nuestros órganos masticatorios con el cerebro, y mascar chicle puede estimular la función de estas áreas”, dijo Girgis.


Fuente: Infobae

Comentários


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page