top of page

Los perros pueden generar ondas cerebrales de “relajación” en las personas que juegan con ellos

Jugar o acariciar a Fido no solo es bueno para tu adorado perro, sino que también beneficia a su cerebro. Tales interacciones parecen fortalecer las ondas cerebrales asociadas con el descanso y la relajación, informan investigadores surcoreanos en la edición del 13 de marzo de la revista PLOS One. Su pequeño estudio comparó el estado de ánimo o los niveles hormonales de las personas antes y después de pasar tiempo de calidad con un perro dispuesto.


Para el estudio, Onyoo Yoo, estudiante de doctorado en la Universidad de Konkuk en Seúl, pidió a 30 voluntarios que participaran en una serie de actividades con su caniche hembra de 4 años bien entrenada. Después de conocerla, los voluntarios alimentaron, masajearon, acicalaron, fotografiaron, abrazaron, caminaron y jugaron con el cachorro.

Durante cada actividad, las pruebas de electroencefalograma (EEG) midieron sus ondas cerebrales durante tres minutos. Los participantes también respondieron preguntas sobre sus estados emocionales después de cada actividad.


El estudio reveló que diferentes actividades tenían diferentes efectos en las ondas cerebrales de los participantes.

Jugar y pasear al perro aumentó la fuerza de las ondas alfa, una indicación general de estabilidad y relajación, informó CNN. El estudio señaló que la actividad de las ondas alfa está relacionada con un menor estrés mental y una mejor memoria.


Mientras tanto, acicalar, jugar y acariciar al perro fortaleció las ondas beta, evidencia de una mayor atención y concentración.


Los voluntarios también informaron sentirse menos estresados, fatigados y deprimidos después del juego del caniche.

Muchos estudios en este campo han sido anecdóticos o subjetivos, según un investigador canadiense que acogió con beneplácito las ideas ofrecidas por estos experimentos.


“Es muy emocionante” que la investigación de Yoo proporcione más información sobre cómo pueden estar ocurriendo los beneficios conocidos de las interacciones entre humanos y animales, dijo a CNN la doctora Colleen Dell, catedrática de investigación en One Health & Wellness en la Universidad de Saskatchewan.


"Estudiar el área de muchas maneras, como el EEG y las escalas subjetivas, es realmente importante", dijo.

Pero un profesor de neurología de la Universidad de Michigan dijo que el estudio tenía algunas deficiencias, en particular un bajo número de participantes y la falta de un grupo de control para ver si las acciones tendrían beneficios similares si se hicieran con un humano en lugar de un perro.


Fuente: Infobae

Comments


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page