Las pruebas de fraude fiscal que dejan a Shakira a un paso de la cárcel



‘Equipo de investigación’ ha regresado por todo lo alto con un reportaje acerca del fraude fiscal ejercido por Shakira. La Fiscalía pide ocho años de cárcel y una multa que asciende hasta los 23 millones de euros para la colombiana debido a sus maniobras ejercidas para evitar el tributo en nuestro país. Por ello, el programa dirigido por Gloria Serra ha accedido a una serie de archivos y testimonios que demuestran la mala praxis de la cantante, al igual que el entramado societario donde gestiona su elevada fortuna.


Desde el año 2012 al 2014, la cantante no realizó la Declaración de la Renta debido a que alegó que su residencia fiscal estaba en Bahamas desde 2007, según un documento, debido a la baja tributación fiscal de este territorio. Sin embargo, existen una serie de indicios que indican la estancia de Shakira en Barcelona durante el tiempo investigado. “Hacienda está investigando a esta persona porque hay indicios de permanencia en el territorio español por más de 183 días en el año natural, que es la forma principal de considerar residente a una persona en territorio español”, explica Javier Hurtado, Director de Inspección de la Agencia Tributaria.


La importancia de los paparazzis y empleados de Shakira

Los periodistas y los paparazzis se convirtieron en un ejército al servicio de Hacienda debido a la importancia de sus imágenes para esclarecer la acusación contra la colombiana. “Los inspectores se sirven de sus fotografías para situar a la cantante en España”, explica la presentadora. De hecho, los inicios de su relación con Piqué ha sido clave para el Fisco, ya que la artista se fue a vivir con el defensa culé a su piso de soltero en Barcelona, una vez finalizado el Mundial de Sudáfrica.


Un empleado doméstico, que trabajó para Shakira durante muchos años, contradice el alegato de la colombiana debido a que su testimonio indica que él y su esposa vivieron en esa vivienda de la Ciudad Condal entre los años 2010 y 2012. Esta persona demanda a Shakira por abuso laboral debido al rechazo de esta para hacer contrato a su trabajador. Esta denuncia es otra prueba sustancial para indicar que la residencia habitual de la cantante no era Bahamas, tal y como ha reiterado en su defensa.


Lugares frecuentados por Shakira

Otra de las sospechas de la Agencia Tributaria son los lugares frecuentados por la colombiana en la capital barcelonesa durante el tiempo investigado. Jordi Ripoll, su peluquero, fue determinante para ‘pillar’ por banda a la acusada. “Los inspectores de Hacienda empiezan a rastrear la vida de Shakira por Barcelona y empiezan por el peluquero porque es donde iba cada semana”, cuenta Silvia Taulés, periodista de Vanitatis


También, sus visitas a centros de estética y gimnasios han sido otro de los indicios vitales para el Fisco y así demostrar que estuvo en la Ciudad de Condal esos años. Un total de 500 pagos con tarjetas bancarias certifican dicha presencia, la mayoría de restaurantes. “Venía muchas veces por aquí en los años 2012, 2013 y 2014. Es una chica que siempre sonríe y se hacía fotos con clientes”, cuenta un camarero a ‘Equipo de investigación’.


La llegada a Barcelona de William Mebarak y Nidia del Carmen Ripoll, padres de Shakira, entre finales de 2012 y principios de 2013, es otro de los atenuantes que esclarecen su estancia en nuestro país. “Si tienes tu domicilio, tienes tu familia, pues claro que tienes arraigo. Esa idea es lo que está detrás de toda la investigación”, señala Hurtado. Por lo tanto, todo este cúmulo de motivos apuntan a que la de Barranquilla hizo una mala praxis en su ejercicio tributario durante 697 días, tiempo que estuvo en España durante esos tres años, egún Hacienda.


El entramado societario de Shakira

La marca Shakira se convirtió en una mina de oro gracias a la firma de contratos con grandes empresas. Un estudio elaborado tras el Mundial de Sudáfrica situó sus ingresos en 130.000 euros diarios y cuya elevada fortuna se almacena en paraísos fiscales. “La estructura económica de Shakira se parece a la de una multinacional, que opera en muchísimos países. Es decir, donde la ley le permite pagar el menor número de impuestos posible”, enuncia Francisco Bonatti, experto en prevención de blanqueo de capitales.


La artista tiene repartidas estas sociedades en Islas Vírgenes, Islas Caimán, Estados Unidos, Panamá, Holanda, Malta, Luxemburgo y España. “Es legal porque ella manifiesta que reside en Bahamas. La legislación de ese país convierte en absolutamente legal toda la estructura que tiene Shakira. Ese es el gran debate, si ese centro de decisión está en Bahamas o Barcelona”.


El devenir de la acusación

La defensa de Shakira, que recoge ‘Equipo de Investigación’, considera que este caso es un “atropello” a sus derechos, ya que siempre ha demostrado una actitud impecable. Asimismo, destaca que la artista procedió de manera inmediata al pago de 17,2 millones de euros que la Agencia Tributaria le obligó a abonar. En cambio, esta serie de pruebas y criterios son insuficientes para el Fisco y así lo avala el presidente de la Asociación de Inspectores de Hacienda.


“Este es el fraude fiscal más claro de los que he visto. Ha negado que vivía en España habiendo pruebas abrumadoras”, sostiene. “Shakira ha pagado una cantidad importante a Hacienda y ha pagado intereses de demora. Esos pagos los ha realizado, una vez iniciada la inspección. Eso no impide la imposición de sanciones y, por lo tanto, una condena”, añade.


Fuente: La Patilla

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram