Familiares y amigos honraron la memoria de Tania Tinoco en la Catedral Metropolitana de Guayaquil


La noche se apoderaba de la tarde sombreada del lunes 30 de mayo, que era acompañada por el sonido de los carros que transitaban en los exteriores de la Catedral Metropolitana de Guayaquil, mientras que adentro poco a poco su espacio se iba ocupando por familiares, amigos y compañeros de la periodista Tania Tinoco, que se reunían para honrar su memoria con una misa.


En medio de ramos de rosas blancas y moradas sobresalía una fotografía en blanco y negro de la periodista, que justamente este 30 de mayo hubiese cumplido 30 años de matrimonio, quien muy desconsolado, junto con sus hijos Tommy y Amelia recibieron las condolencias de los asistentes. Además estuvo Emma Márquez, madre de Tinoco.


Reflexiones acerca de la labor social que realizaba en vida fueron remarcadas por el arzobispo de Guayaquil, Luis Cabrera, quien presidió la eucaristía, en la cual en las oraciones participaron familiares, entre ellos, sus sobrinos, que destacaron la nobleza de su tía Tania.


Ser fuerte en momentos como estos es casi imposible, las lágrimas inevitablemente bañaban el rostro de sus seres queridos, porque aceptar la ausencia no será fácil y más cuando hay tanto por recordar, pero que al mismo tiempo esos instantes y las palabras dichas en su momento reconfortarán al corazón destrozado y devolverán una sonrisa.


“Una persona que ha sido capaz de sembrar tanto amor en las personas que ha tocado y con las que ha compartido en la vida más que despedida, suena como una bienvenida de amor y de agasajo, es una trascendencia hermosa. Ella era una persona sumamente espiritual, más allá de sus condiciones intelectuales que el público, la audiencia pudo conocer a través de su trabajo. Ella tenía una profunda espiritualidad muy bien trabajada, hecha con trabajo de introspección de hace más de 15 años”, dijo la periodista Teresa Arboleda, quienes eran amigas desde hace 38 años.


Anécdotas hay muchas, incluso las que no se pueden contar, relató Arboleda. “Hay algunas que no se pueden contar y algunas que me prohibió en vida, me decía, que si contaba me amenazaba con cosas”, dijo Arboleda recordando con alegría a su amiga.


De entre las anécdotas que sí podía contar, fue que Tinoco tenía temor de conducir. “Nos compramos el carro al mismo tiempo. El canal nos ayudó a comprar el carro y ella no sacaba su carro más de un año, yo tenía que pasarla recogiendo. Yo le decía que ella aprendió a mover el carro. Me decía que más me admiraba porque yo manejaba bien... Sí manejaba (Tania), pero era vivísima, ‘mijito, mijito, parquéame el carro’ cuando era muy difícil. Pero claro, ella iba del canal a la casa, ella sí movía el carro”, relató.



Del legado en el Periodismo, Arboleda mencionó que dejó uno muy grande del que ni siquiera se puede imaginar. “Yo creo que las personas no nos damos cuenta, cuánto nuestro ejemplo puede influenciar en otros. No sabemos cuántas mentes y cuántos corazones fueron inspirados por el trabajo de Tania, no lo podemos medir. Yo conozco a muchos comunicadores que aprendieron de Tania y que lo dicen, pero creo que ese legado es mucho más grande de lo que nos imaginamos y habrá alguien que habiendo visto a Tania desde chica seguramente querrá emularla y querrá emular ese buen periodismo valiente, intrépido que ella hacía, sensible, entonces creo que eso es un legado hermoso, humano y profesional”.


Que irónica puede ser la vida, dijo la soprano Beatriz Gil Parra, quien fue la encargada de cantar en la misa. Se refiere con estas palabras, porque cuenta que en una misma fecha como este 30 de mayo, le cantó a Tania pero para un aniversario de matrimonio.


“Compartimos momentos muy alegres, danza, canto y ahora tocó despedirla. Así es la vida y uno tiene que aceptar lo que Dios dice y tengo muchísima, yo creo que es el sentimiento de todas las personas que hemos venido, que hemos querido estar con ella. Que mayor privilegio para mí que poderla despedir”, afirmó la artista.


Fuente: EL UNIVERSO

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram