Estos son los cinco lugares de Cuenca que más visitan los turistas


En Cuenca, la ciudad de los cuatro ríos, siempre hay algo nuevo por redescubrir o conocer. La alta y constante demanda de visitantes obliga a los promotores turísticos a reinventarse para brindar una mejor experiencia a propios y extraños.


Pero de toda la oferta existente, hay al menos cinco lugares que son más frecuentados por los visitantes que llegan de Guayaquil u otras ciudades. Hay quienes incluso repiten una y otra vez sus experiencias en lugares que frecuentaron antes. Estos son algunos de esos lugares que mencionan los turistas y operadores.


El centro histórico

Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1999, la zona aledaña al parque Calderón es una parada obligada para los paseantes en los feriados. Juan Pablo Vanegas, presidente de la Cámara de Turismo del Azuay, reconoció que en los últimos tiempos al caminar por sus aceras se evidencia la existencia de nuevos emprendimientos de diverso tipo.


En lo gastronómico hay ofertas dentro del antiguo seminario, emplazado sobre la calle Benigno Malo, o culturales, como las cúpulas de la Catedral de la Inmaculada que están abiertas a los turistas.


Las edificaciones de arquitectura francesa que están distribuidas a lo largo de las calles Bolívar, Gran Colombia o Sucre son un imán para la vista y muchas de ellas han reactivado la vida nocturna local con la implementación de los rooftops (miradores) desde donde se tiene una envidiable vista de este lugar, dijo José Luis Correa, presidente de la asociación hotelera local.


También hay museos como el de Arte Moderno, Remigio Crespo o Catedral Vieja, que en estos días estarán abiertos hasta las 19:00.


Mirador de Turi

El balcón de Cuenca es un sitio totalmente renovado y listo para recibir a los cientos de viajeros. Con una inversión de $ 1′449.000, este icónico espacio cambió su cara y se abrió oficialmente a inicios de octubre.


Entre los principales cambios están una extensión del mirador principal dando preferencia al peatón y en las calles internas se amplió y diversificó la oferta de negocios.


Yolanda Lojano, vocal del Gobierno local, remarcó que entre los emprendimientos hay temas típicos como el plato de mote pillo, humitas, cuy o tamales, pero también la moda está presente con la venta de ropa elaborada con lana de oveja.

Y además del centro parroquial hay otro mirador cercano como el de Ictocruz, localizado en la misma zona (por las antenas). Según uno de sus promotores, Jorge Naranjo, es especial porque ofrece una amplia vista y se puede observar incluso parte de la provincia del Cañar.

Al inicio aquí la novedad fue la implementación de un simulador de globo aerostático y con los siguientes meses se han colocado otros adornos de gran impacto como un dinosaurio tricerátops de seis metros de largo por 2,30 metros de alto.

Para llegar a Turi hay varias opciones, en bus urbano que sale cada 40 minutos desde la avenida Fray Vicente Solano, en taxi, auto particular y el conocido bus turístico de dos pisos.


Parroquias rurales

Durante los cuatro días de asueto la actividad no solo estará en el centro, sino también en las parroquias rurales muy cercanas a Cuenca como Ricaurte, San Joaquín o Baños. En cada una de estas hay ofertas que llenarán las expectativas de los visitantes.


Los turistas que van a Cuenca han comenzado a incluir en sus itinerarios la visita a estas parroquias. Por ejemplo, la principal característica de Ricaurte es la gastronomía y dentro del menú está el apetecido cuy acompañado de mote (maíz), locro de papas, habas con queso y otros acompañantes que lo hacen único.


Una sugerencia de Diego Vidal, excoordinador zonal del Ministerio de Turismo, es Baños, un lugar único de Cuenca donde están las piscinas medicinales de aguas termales de origen volcánico.


Mientras, en el caso de San Joaquín está disponible el arte de la cestería, en donde hábiles manos femeninas producen elementos decorativos y utilitarios a base de la planta conocida como totora. También hay una fábrica de chocolate artesanal y una oferta de comida interesante.


Parque Nacional Cajas

Antes de arribar a la ciudad o al regresar a las provincias de la Costa, uno de los pasos obligados es este lugar ubicado en la vía Cuenca-Molleturo. Lo que lo caracteriza es el frío que fácilmente se disipa con un chocolate caliente o una trucha frita que ofrecen los restaurantes de la zona. La visita al Cajas es una de las alternativas que escogen jóvenes que buscan lugares para explorar.

Pero también hay espacios recreativos en donde grandes y chicos pueden practicar la pesca deportiva, incluso hospedarse y pasar la noche. Asimismo, hay espacio para el turismo religioso, porque los creyentes católicos pueden hacer una parada en el Jardín de la Virgen, sitio en el que en 1988 una joven aseguró que se le apareció la Virgen María y tras ese suceso se construyó un santuario.


Vida nocturna de La Merced

Más que un lugar específico, son zonas de la ciudad en donde la agenda nocturna es amplia con bares, discotecas y centros de diversión que se han concentrado ofreciendo una variedad de actividades sobre todo para el público joven.

Uno de estos espacios es La Merced, en los límites de las calles Honorato Vázquez y Calle Larga con sus transversales. Aquí se localizan centros nocturnos que ofrecen música en vivo y ambientes de distracción.


También en los últimos tiempos se ha potencializado El Ejido, particularmente en las vías aledañas al estadio municipal Alejandro Serrano Aguilar. Para los amantes de la vida nocturna aquí están disponibles desde karaokes hasta restaurantes en donde se puede charlar entre amigos.


Fuente: EL UNIVERSO

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram