top of page

Esto es lo que pasará en tu sangre si te tomas una lata de refresco o gaseosa al día, según Harvard


Los refrescos, jugos saborizados, tes, bebidas de café, bebidas energizantes y bebidas de reemplazo de electrolitos, son bebidas que tienen como base la azúcar.


Y en la actualidad, han tomado un lugar especial en la sociedad, al ser de las opciones más consumidas, por la propia adicción que genera esta. Por eso suelen tener una gran cantidad de calorías que podrían contribuir al aumento de peso.


De acuerdo a información aproximadamente el 11% de las calorías que consumen los jóvenes provienen de las bebidas azucaradas, motivo por el cual comenzaría a causar gran preocupación entre la población.

Según un reciente estudio, el consumo de refrescos se le relacionaría como la mayor fuente agregada para el aumento de peso, los niveles de colesterol malo LDL y otras grasas no saludables en el torrente sanguíneo.


Para la edición de noviembre de 2022 The Journal Nutrition se compartió un estudio en el que se podían detallar algunos datos de estudios de nutrición y salud de más de 29.000 personas involucradas en dos estudios de larga duración.


En la muestra se tenía que detectar como principal objetivo, el efecto que tenía la ingesta de diversas bebidas como: refrescos regulares, limonada, bebidas de frutas y otras bebidas azucaradas en la salud.


¿Qué pasa en la sangre si tomas una lata de refresco o gaseosa al día?

Dicho estudio que respalda la Universidad de Harvard reveló que la ingesta más alta que es 12oz. por día, se relacionaba con mayores niveles de grasa en la sangre no saludables, incluido el colesterol malo LDL, triglicéridos y otros lípidos asociados con enfermedad cardiovascular.

Si bien, esto podría marcar algo que desde hace mucho ya se había pensado en una realidad, ahora podría comprobarse con un estudio mucho más metódico.


Es importante destacar que los resultados en realidad no prueban que las bebidas azucaradas provocan un aumento de los lípidos en la sangre, si se han mostrado consistentes en las investigaciones anteriores sobre este tema. De momento solo se tienen estos datos, pero se podría pensar en reducir un poco su consumo, en caso de padecer este tipo de afecciones o bien, con la idea de prevenirlas.


Fuente: EL UNIVERSO

Comments


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page