top of page

David Cosseu, el arquitecto que decora las calles de Cuenca


De diseñar casas a darle color y armonía a las calles de Cuenca. Así se puede resumir la trayectoria profesional de David Cosseu, un cuencano que, desde el año pasado, ha estado a cargo de crear objetos que adornan las vías del centro histórico.


David es arquitecto. Pero desde el 2016 se adentró al trabajo en madera. Utensilios, juguetes, adornos, libreros, mesas. Con un estilo propio, el cuencano empezó a elaborar una serie de cosas para ambientar espacios.


Y ello lo llevaría a la ambientación de las calles del centro histórico de Cuenca. En abril del 2021, el Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares (CIDAP) le contrató para que decore la feria ARDIS.


La Dirección de Cultural, del Municipio de Cuenca, al ver el trabajo que había hecho el arquitecto en el CIDAP, lo contrató para que decorará la Plaza de las Flores y la fachada de la Antigua Escuela Central, con motivo de las fiestas de fundación del 2022.


En aquel entonces usó telas de colores que ya llamaron la atención de los transeúntes observadores. Para diciembre, por las fiestas de Navidad, el arquitecto volvió a ser contratado. En esta ocasión, en El Vado usó telas de colores, mientras que, en la calle Padre Aguirre, junto a la Plaza de las Flores, colocó canastas de duda.


Ese último diseño provocó una serie de reacciones. Docenas de personas buscaron los mejores ángulos para fotografiar las canastas que eran la antesala del cielo y que hacían juego con la iglesia del Carmen y con la Catedral de la Inmaculada Concepción.

Presencia de artesanías

A diferencia de su primer trabajo en abril de 2022, en diciembre decidió que, para armar sus diseños, optaría por buscar a los artesanos de Cuenca. Por ejemplo, las canastas de duda que se colocaron sobre la Padre Aguirre fueron adquiridas a dos artesanas de la parroquia San Joaquín.


“Se puede aprovechar estas ambientaciones para usar nuestras artesanías. Yo creo que estas pueden reinterpretarse y usarse. Esa idea de rescatar lo nuestro está presente en mi trabajo”, dijo David a diario El Mercurio.


Un tercer trabajo, con motivo del pasado Carnaval, realizó el arquitecto. Esta vez hizo distintas propuestas en seis espacios: en la Condamine, en las escalinatas que están junto al hotel Selina, en la Plaza de la Merced, en la Plaza de las Flores, y en la Bajada del Padrón.


Para cada una de las intervenciones también buscó el apoyo de los artesanos del cantón, quienes elaboraron los objetos que David usó para decorar los espacios de la ciudad.


En su trabajo también agregó unas lonas en las que están fotografías de los artesanos que participaron en el diseño.

La idea del arquitecto es realzar la labor que todavía se ve en las artesanías cuencanas.


Una vez que culminó las intervenciones en el centro histórico, el siguiente paso que quiere tomar David es afianzar esa reinterpretación del trabajo de los artesanos y usar sus productos en nuevos procesos.


Hasta entonces, mientras espera que se pueda hacer nuevas intervenciones en las calles de Cuenca, el trabajo de David se puede observar a través de su cuenta de Instagram (@halma.ec)


Fuente: EL MERCURIO

留言


Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram
bottom of page