Cultura colaborativa, la tendencia en las nuevas empresas digitales


Considerar el desarrollo tecnológico en el que avanza el mundo es un reto para todas las empresas, que a diario descubren nuevas formas de llegar a los clientes y usuarios más jóvenes, para quienes la tecnología es vital.


Esto se debe, en parte, a la evolución acelerada de los servicios de TI, de la que hemos sido testigos en los últimos años, con tecnologías como la automatización, la nube y la inteligencia artificial (IA), entre otras, las cuales demuestran las ventajas de implementar este tipo de servicios.


Se espera que el mercado de gestión de servicios de infraestructura crezca un 10,2 % para 2025, según Gartner. Este es un dato de vital importancia si se tiene en cuenta que la transformación digital y la innovación van de la mano y les permiten a las empresas alcanzar mejor productividad y eficiencia a mejores costos.


“Para gestionar con éxito estas nuevas tendencias hay que ser un aliado permanente y presente en la transición hacia la transformación digital, al ofrecer servicios que se ajustan a las necesidades de cada organización para construir soluciones de acuerdo con lo que mejor le conviene a cada empresa”, asegura Gustavo Ramírez, gerente de Ventas Región Andina en Red Hat.


Con alternativas como estas, que se ajustan con exactitud a la medida de cada compañía, las empresas pueden organizar equipos, procesos y tecnologías para mantener la competitividad e innovación constante en sus servicios y ante sus clientes.


“Uno de los ejes verticales en todo tipo de soluciones es la cultura abierta, sobre la cual trabajamos y que compartimos con nuestros partners y aliados para garantizar no solo un sistema robusto, sino también un entorno de innovación en donde cada persona puede crear, proponer e innovar”, dice Ramírez.


Asimismo, la cultura colaborativa bajo la cual se rige una empresa digital garantiza la disposición y preparación al cambio. Se trata de entornos ágiles y flexibles que requieren de innovación permanente, ya que, en caso de no realizarse el mantenimiento adecuado en los tiempos necesarios, los datos de usuarios y clientes pueden estar en riesgo.

Según Hugo Céspedes, mentor de start-ups: “Estamos siendo testigos cada vez más de que la colaboración es una de las formas más eficaces de crear innovación. En un estudio se observó que las empresas con culturas colaborativas tenían una probabilidad cinco veces mayor de presentar un alto rendimiento”.


Una cultura colaborativa alienta la innovación al sacar lo mejor de los empleados. Cuando nos sentimos parte de un “esfuerzo del equipo”, nuestra vitalidad, productividad y adaptabilidad aumentan. La colaboración genera sentimientos de “comunidad e implicación”. Nos hace sentir “más felices y menos estresados”.


La cultura abierta brinda la gestión de tecnología de la empresa, agrega valor al cliente mediante soporte directo y ofrece capacitación y experiencia de profesionales de alto nivel que están al servicio de nuestros clientes. Además, ofrece apoyo, asesoramiento y relacionamiento de proveedores tecnológicos que no solamente cuentan con las mejores soluciones, sino también con gran conocimiento en el ramo.


En este sentido, se vuelve de vital importancia en esta era de innovación y transformación digital, en la cual un aliado de TI es crucial para la sobrevivencia de las empresas, al brindar asesoría al cliente según sus necesidades y objetivos de negocio.


La organización que se elija para prestar servicios de TI debe contar con tres factores clave para brindar un excelente apoyo: experiencia, alcance geográfico y soluciones de tecnología de alto nivel, como las que hoy, desde Red Hat, desarrollamos para impulsar la transformación digital de más organizaciones.


Fuente: EL UNIVERSO

Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram