5 deportes que puedes practicar junto a tu mascota



Actualmente no es un secreto que el sedentarismo es un enemigo directo de la salud, nuestro cuerpo está diseñado para mantener una vida activa, así que hoy, desde Basic Farm queremos compartirte cinco deportes que puedes practicar con tu mascota. Seguir alguna de estas cinco prácticas va a contribuir a mejorar tu salud física y mental, el bienestar de tu mascota, además fortaleciendo tu vínculo afectivo con ella. A continuación, te compartimos los deportes más recomendados y prácticos:

Caminar, trotar o correr

Dentro de las prácticas más comunes está ir junto a tu perro caminando, trotando o corriendo, sin embargo, la duración y velocidad dependen de varios factores; no todas las razas tienen la misma capacidad física, así que recomendamos consultar a un médico veterinario el estado de la mascota y la capacidad, según su raza, para así planear una rutina acorde.

Luego de tener estos puntos claros, puedes optar por deportes como el dogtrekking, que traduce senderismo y consiste en programar rutas, usualmente de largas distancias, para recorrerlas juntos. En algunos países existen competencias reglamentadas de esta práctica.

Otra alternativa es el canicross, un deporte que consiste en correr con el perro unido a la cintura por medio de un cinturón especial, una línea de tiro y un arnés. En algunos países presenta variables de superficie, es decir, puede practicarse sobre nieve.

En esta primera recomendación existen muchos deportes, lo importante es que tengas presente que tu mascota necesita actividad física a diario, sin que exista un esfuerzo mayor al que pueda hacer y así brindarle una calidad de vida óptima.

Bikejoring

Si eres un apasionado por la bicicleta, el bikejoring es el deporte ideal para que ambos puedan quemar energía. En este caso es importante que la mascota esté familiarizada desde pequeña con las bicicletas, porque en muchas ocasiones puede generar temor y estrés, si no se hace un proceso de adaptación adecuado.

Es un deporte que requiere gran control por parte de la mascota y, aunque no existe restricción oficial para alguna raza a la hora de practicar bikejoring, usualmente las razas dedicadas a este deporte oscilan entre los 20 a 30 kilogramos, de tallas medianas y grandes. Estas recomendaciones también aplicarían en caso de que el deporte seleccionado sea el patinaje.


Agility

Este es uno de los deportes más conocidos a nivel mundial, fue creado en Inglaterra en la década de los años 70 y consiste en seguir las indicaciones de su guía a través de una pista de obstáculos. Es un deporte donde se genera una conexión entre el dueño y su mascota a través de indicaciones, señas y sonidos.

Usualmente se practica en escuelas caninas o centros de entrenamiento que cuenten con la pista de obstáculos y asesoría en caso de que tu mascota no esté familiarizada con este deporte.

Natación

La natación es uno de los ejercicios más completos y beneficiosos que puede practicar un perro. Nadar regularmente mejora su confianza, relación con otros, favorece su relajación y su capacidad de coordinación. Este deporte lo puede practicar cualquier tipo de raza, pero es especialmente recomendado para mascotas con problemas articulares o propensas a la displasia de cadera con el paso de los años, debido a que no existe el impacto que causa el ejercicio cuando se realiza sobre tierra o asfalto.


Disc Dog

De seguro este deporte lo has visto alguna vez en el parque, se trata de una actividad donde el humano lanza al aire discos con la intención de que su perro los capture, se puede variar con pelotas, balones o algún juguete con el que la mascota suela identificar su tiempo de juego.

Aunque se trata de un hobbies suele incrementar su nivel cuando se entrena a la mascota con diferentes técnicas de agarre, donde se va a ejercitar mucho más al aplicar saltos o pequeñas acrobacias. Al igual que con el deporte Agility, la sincronización entre guía y animal es clave y resultará en un mejor vínculo afectivo.

Sin importar el deporte que elijas, recuerda que al realizar actividad física, tu mascota podrá gozar de un mejor descanso, una actitud más sociable, le ayudará con su peso y fortalecimiento de articulaciones, entre otros beneficios.

Y además en importante tener en cuenta los pulpejos o almohadillas de los perros, son muy resistentes y están preparadas para caminar y correr sin dañarse. Sin embargo, también es una zona sensible a la que debemos prestar especial atención para que estén siempre en buen estado.

Las patas de los perros están en constante contacto con el suelo y, si no tenemos cierto cuidado, pueden herirse, agrietarse o quemarse. Ten en cuenta que el tipo de suelo por el que camine tu mascota influye mucho en sus almohadillas, sobre todo en los perros que realizan alguna actividad o hacen largas caminatas. Aprende cómo proteger las almohadillas de tu perro para que estén siempre cuidadas y sanas.


Fuente: BASIC FARM




Entradas Recientes
Siguenos:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Icono social Instagram